Ventajas y ahorro de la supresión del roaming

, cuando entre en vigor el fin del roaming, los consumidores experimentarán un ahorro considerable en sus facturas de telefonía móvil

El roaming, término con el que se conoce a los sobrecostes adicionales que debe pagar un usuario de telecomunicaciones al llamar por teléfono o utilizar Internet desde su móvil fuera de España, en otros países de la Unión Europea, tiene los días contados.

El Consejo de la Unión Europea y el Parlamento Europeo han fijado para el 15 de junio de 2017 la fecha de defunción de los recargos que cobran las operadoras de telefonía a los usuarios por realizar o recibir llamadas y por navegar por Internet en itinerancia dentro de los países miembros.

Esto supone que, cuando entre en vigor el fin del roaming, los consumidores experimentarán un ahorro considerable en sus facturas de telefonía móvil al poder utilizar estos servicios en sus viajes a la Unión Europea sin tener que hacer frente a esta sobretasa.

Aunque no es la primera vez que se anuncia esta importante medida de ahorro y posteriormente se retrasa ante las presiones de algunos operadores nacionales, parece que esta vez la UE parece dispuesta a hacer respetar la fecha del final del roaming.

La eliminación del roaming supondrá el fin de las fronteras nacionales en materia de telecomunicaciones entre países de la Unión Europea, lo que beneficiará tanto al ciudadano de a pie como a gobiernos y empresas, que verán reducidos sus gastos en telefonía e Internet móvil, sobre todo si llevan a cabo negocios en otros países europeos.

De todas maneras, el acuerdo suscrito por los organismos comunitarios supone la eliminación de un sobrecoste considerado abusivo pero también salvaguarda los intereses de las compañías de telefonía, que podrán aplicar una política “de uso justo” para evitar abusos de los usuarios tras la eliminación del roaming.

Ventajas de la eliminación del roaming

Por ejemplo, se podrán imponer limitaciones de horario o de cantidad de minutos consumidos para evitar que, por ejemplo, un usuario que resida en un país permanentemente esté utilizando los servicios de una operadora de otro país solo porque le salga más barato contratar un plan de precios con esta otra.

Mientras llega el final definitivo del roaming, la Comisión Europea ha establecido ya una serie de medidas para propiciar el ahorro de los consumidores. Por ejemplo, ha limitado el sobrecoste del roaming a 50 euros mensuales y también obliga a las compañías a enviar un mensaje de aviso a los usuarios cuando su consumo mensual en roaming supere los 40 euros. Con esta medida, se pretende evitar los gastos involuntarios por parte de los usuarios.

Algunas operadoras, además, han decidido adelantarse al fin del roaming y han lanzado tarifas que ya incluyen la supresión de sobrecostes por la utilización de servicios en otros países de la Unión Europea distintos al de residencia permanente. Es el caso de algunas tarifas de Vodafone, Lebara o Lycamobile, entre otros.

Otras operadoras como Movistar y Orange poseen planes especiales con descuentos para los usuarios que viajan a otros países de la Unión Europea y desean utilizar su teléfono móvil allí. Para lograr el máximo ahorro y evitar sorpresas inesperadas en la factura, lo fundamental es comparar las tarifas de las distintas operadoras y tener bien claro las condiciones especiales de la oferta que tenemos contratada con nuestra compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + cuatro =