La Super Bowl en cifras: cuánto dinero mueve

Super Bowl audiencia

Con una media de de 100 millones de espectadores en todo el mundo, la final de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) no solo es mayor evento deportivo del año en Estados Unidos sino que es la cita televisiva por la que marcas y anunciantes presentan una cruda (y rentable) batalla. La Super Bowl 2020 pasará a la historia por la remontada de los Kansas City Chiefs ante los San Francisco 49ers, los 15 minutos del descanso con un glorioso mano a mano entre Jennifer López y Shakira pero sobre todo porque la Fox se ha hecho con una cifra récord: 5,6 millones de dólares por 30 segundos de espacio publicitario. Repasamos las cifras que rodean a este gran evento y cuánto cuesta un minuto de fama en la Super Bowl.

La Super Bowl mueve millones de dólares en publicidad y apuestas, un escaparate publicitario único por el que muchas empresas están dispuestas a pagar cifras estratosféricas. Repasamos el histórico de audiencias e inversión publicitaria.

En 2019, el triunfo de los Patriots sobre los Rams atrajo a un audiencia de 98,2 millones de telespectadores, un descenso del 5% con respecto al año anterior y la audiencia más baja de la última década. La cifra la daba entonces Nielsen convirtiendo a la 53 edición de la Super Bowl en la final del fútbol americano menos vista desde 2009 (98,7 millones de espectadores). 32,3 millones de interacciones en las redes sociales a través de cuentas oficiales de Facebook, Instagram y Twitter completaban la contabilidad de impactos sociales en la pasada edición.

Super Bowl partido NFL

382 millones de dólares en publicidad en 2019

La caída de audiencia, sin embargo, no pareció afectar a la inversión publicitaria estimada que se mantuvo en 382 millones de dólares. Sería, según Kantar Media, la tercera más alta en la historia de esta cita, solo por detrás de las ediciones de 2017 y 2018. En 2019, según Bloomberg, la CBS -cadena encargada de la retransmisión del encuentro- fijó en 5,1 y 5,3 millones de dólares el precio por 30 segundos. Cada segundo costaba entonces unos 175.000 dólares, por encima del otro gran evento televisivo de EE.UU, la gala de los Oscar, donde el mismo espacio cotizaba en torno a los tres millones de dólares.

Según los datos de Kantar Media, entre 2005 y 2014 la Super Bowl movió en torno a 2.190 millones de dólares en anuncios. En la última década, el precio medio para un anuncio de 30 segundos en la Super Bowl experimentó un crecimiento del 96% hasta alcanzar su cifra récord: 5,24 millones de dólares en 2018. Sin embargo, la Super Bowl de 2017 todavía mantiene los récords en gasto publicitario (419 millones de dólares) y de gasto publicitario total (534 millones de dólares) debido al tiempo extra que permitió más anuncios y, por tanto, más ingresos.

Otras cifras de 2019

  • Más de 49 minutos de espacio publicitario, el tercer espacio más largo de la historia.
  • 57 anuncios en total, emitidos por 45 anunciantes diferentes.
  • Anheuser Busch InBev fue la compañía que más invirtió en publicidad, con unas inversiones estimadas de 59 millones de dólares y 5 minutos y 45 segundos de espacio publicitario.
  • Fox, CBS y NBC rotan los derechos del juego como parte de sus acuerdos de transmisión nacional de mil millones de dólares.

Y en 2020… ¡precio récord por anuncio!

Cifras de inversión publicitaria de récord… hasta ahora. Las previsiones ya apuntaban a que 2020 sería el año dorado. La cadena de televisión Fox fue la encargada de retransmitir la final de la Super Bowl LIV desde el Hard Rock Stadium de Miami marcando un nuevo hito: 77 anuncios de 30 segundos vendidos por 5,6 millones de dólares cada uno (unos 5 M€). Según Adweek, a dos meses del evento, la Fox Sports ya colgaba el cartel de todo vendido. Es la primera vez que se venden todos los anuncios de la Super Bowl con tanta antelación en nueve años y a un precio tan elevado.

Los 5,6 millones de dólares por anuncio suponen un notable incremento sobre los precios de 2018 y 2019 (hablamos de un encarecimiento que ronda el 6,7%). Si se tiene en cuenta que son 77 spots de 5,6 millones cada uno, se estima una recaudación publicitaria de más 430 millones. Unos ingresos que se complementarán con otros 2-3 millones de dólares que se recaudarán por la compra de los espacios publicitarios en la cobertura previa y posterior de la Super Bowl.

Los anuncios más esperados del 2020

Marcas, anunciantes y políticos buscan un hueco en el gran escaparate de la Super Bowl. Con el cartel de todo vendido, las filtraciones de los anuncios más esperados del 2020 se sucedían durante semanas antes del evento.

10 millones dólares por un anuncio en la final de la Super Bowl es el precio que Donald Trump ha pagado por iniciar su carrera hacia las elecciones presidenciales de noviembre del 2020. El exalcalde de Nueva York y aspirante demócrata de última hora, Michael Bloomberg, también ha invertido 10 millones de dólares en 60 segundos de espacio comercial. Conscientes de la repercusión y alcance de la Super Bowl, republicanos y demócratas inician el año político de EE.UU con una fuerte inversión según recoge The New York Times.

Por primera vez, Facebook aparece en el Super Bowl en un anuncio protagonizado por el actor Sylvester Stallone, quien recreará la escena en la que su personaje Rocky corre por las escaleras del Museo de Arte de la ciudad de Filadelfia. El anuncio forma parte de la campaña ‘More together’ que la red social lanzó en junio de 2019.

Entre los anuncios previstos, el sector del motor esperaba con especial interés, según un informe publicado recientemente por The Wall Street Journal, el regreso oficial de Hummer con un pick-up eléctrico de GMC. El primer Hummer eléctrico está programado para entrar en producción a finales de 2021 y la Super Bowl se presentaba como un buen momento para confirmar las intenciones del fabricante.

Coca-Cola, Facebook, Hyundai, Kia, Audi y Pringles son otras de las marcas que han anunciado su presencia en la final de la Super Bowl 2020. Pero entre los anuncios más impactantes quedan para la historia los de Amazon, Doritos o Budweiser. Bill Murray volvió a ‘Atrapado en el tiempo’ en un anuncio especial por el Día de la Marmota y hasta hubo presencia española. El spot de Turkish Airlines fue ideado por la agencia David Mad.

Más allá de cifras y números, la LIV final de la Super Bowl es todo un espectáculo capaz de paralizar un país al ritmo de Jennifer López y Shakira (un duelo entre divas con meme incluido) y de poner precio a un minuto de gloria: 5,6 millones de dólares.