Préstamos para bodas: todo lo que debes saber

préstamos para bodas

Organizar una boda en España cuesta de media unos 21.600 euros, según estimaciones de Statista. Esta cantidad puede ser difícil de asumir de golpe para muchas parejas, que optan por solicitar un préstamo para bodas.

En ese caso, lo primero que debe hacer la pareja es estimar los gastos que supone organizar el enlace, para así poder calcular el importe del préstamo que necesitan solicitar para financiar la boda.

Cuáles son los principales gastos de una boda

El coste de organizar una boda depende del tipo de celebración: si es íntima o, por el contrario, cuenta con numerosos invitados; si se celebra durante todo el día o solo por la tarde; si habrá música en directo o no; si transcurre en un único punto o por el contrario es necesario desplazarse de un lugar a otro, etc. Pero, en líneas generales, estos son los gastos más habituales:

  • La partida más cuantiosa corresponde al banquete, que ronda los 100 euros de media por cubierto.
  • El viaje de luna de miel suele situarse en torno a los 4.500 euros.
  • También suponen un desembolso significativo el vestido de novia, alrededor de los 1.500 euros si es nuevo, y el traje de novio, algo menos de 1.000 euros, así como los complementos.
  • Otras partidas que hay que contabilizar a la hora de organizar una boda son los servicios de fotografía y vídeo, que pueden ascender a los 2.000 euros.

Asimismo, en el presupuesto de una boda hay que tener en cuenta las invitaciones, las alianzas, los arreglos florales, la música, los detalles para los invitados y el transporte al lugar de la ceremonia o el banquete, así como una cantidad para los imprevistos que puedan surgir.

Cómo solicitar el préstamo para bodas

Calculado el importe del enlace, y descontada la parte que puede asumirse recurriendo a ahorros, es hora de acercarse al banco y solicitar un préstamo para bodas. Como para cualquier otro préstamo personal, la entidad fija un máximo de dinero que prestará bajo esta modalidad, a un tipo de interés establecido. Dentro de ese límite, los novios podrán solicitar la cantidad que necesiten, y devolverla a plazos pagando los intereses y comisiones convenidos.

Al igual que cualquier otro préstamo al consumo, los solicitantes tendrán que demostrar su solvencia financiera, bien con una nómina (declaraciones de la renta y pagos del IVA si son autónomos) o bien con otros ingresos. Es importante que soliciten presupuesto, factura proforma o normalizada de todos los servicios que contraten relacionados con la boda, ya que la entidad bancaria les requerirá esta documentación a la hora de formalizar el préstamo.

Antes de dar el paso de solicitar financiación para la boda, puedes calcular tu préstamo con nuestro simulador de préstamos personales. Descubrirás cuál sería la cuota mensual a pagar en el plazo de devolución previsto, así como si el préstamo cumple las condiciones para estar preautorizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + doce =