¿Qué es la industria 4.0?

qué es la industria 4.0

La industria 4.0, también conocida como Cuarta Revolución Industrial, es el proceso de digitalización de la industria. Si la introducción del vapor y el telar mecánico marcó el inicio de la primera revolución industrial en el siglo XVIII;  la electricidad, el petróleo y la producción en cadena fueron el punto de partida de la segunda revolución industrial a finales del siglo XIX; y la aplicación de la electrónica y la informática en las fábricas caracterizó la tercera revolución industrial en los años 70 y 80 del siglo pasado, en la actualidad nos encontramos inmersos en la Cuarta Revolución Industrial, basada en la aplicación de las tecnologías digitales a los procesos industriales.

El término industria 4.0 fue utilizado por primera vez en Alemania para definir la fábrica inteligente, para explicar la automatización e interconexión de las máquinas gracias a tecnologías como el Internet de las Cosas (IoT).  Esta automatización e interconexión permite que las instalaciones industriales se autogestionen de forma autónoma, generando procesos de fabricación más eficientes, flexibles, seguros, rápidos y con menores costes.

Los habilitadores digitales

Los habilitadores digitales son el conjunto de tecnologías que hacen posible la industria 4.0, vinculando el mundo físico de las máquinas y las personas con el digital. Entre estos habilitadores digitales encontramos:

  • La robótica colaborativa: el diseño y la construcción de una nueva generación de robots industriales que cooperan con los humanos de forma estrecha.
  • El Internet de las Cosas (IoT): consiste en dotar a las máquinas y objetos industriales de sensores y chips para la recogida e intercambio de datos a través de Internet.
  • La inteligencia artificial: la simulación de procesos de inteligencia humana por parte de las máquinas.
  • El blockchain: base de datos distribuida entre varios usuarios, formada por cadenas de bloques que están diseñadas para evitar su modificación una vez que un dato ha sido publicado.
  • El big data: conjunto de datos tan grandes y complejos que el software de procesamiento convencional no es capaz de tratarlos.
  • La realidad aumentada: tecnología que trata de perfeccionar el mundo real añadiendo capas de información, mediante elementos creados de manera digital sobre el entorno que rodea al usuario.
  • La realidad virtual: sustituye el mundo real por otro digital, creado por ordenador. 
  • La nanotecnología: el diseño y creación de materiales y aparatos a través del control de la materia a nanoescala (la escala de átomos y moléculas). 
  • La fabricación aditiva e impresión 3D: tecnología de fabricación por adición que permite crear objetos tridimensionales mediante la superposición de capas sucesivas de material.
  • La computación o servicios en la nube: un método de gestión de  las tecnologías de la información a través del cual los recursos de computación y de almacenamiento estarán disponibles online a través de un proveedor remoto y no en los ordenadores locales.

El impacto de la industria 4.0

Como en las tres anteriores revoluciones industriales, la industria 4.0 está dando paso a nuevos procesos, nuevos productos y nuevos modelos de negocio, y al mismo tiempo, está provocando cambios sociales, económicos y tecnológicos.  

Por ejemplo, el modo en que ahora accedemos a los servicios bancarios no es el mismo que el de hace unas décadas: la banca online nos permite gestionar nuestras cuentas y productos bancarios sin tener que desplazarnos a una oficina.

Asimismo, el desarrollo de la industria 4.0 está impactando de lleno en el mercado laboral. El Foro Económico Mundial aludía en su informe “El futuro de los trabajos” a las consecuencias de la Cuarta Revolución Industrial: el 65% de los actuales estudiantes acabarán trabajando en empleos que todavía no existen.

Si quieres estar al día de las tendencias actuales no dejes de visitar nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − 3 =