Cifras y estadísticas de la final de Champions

estadísticas de la final de Champions 2019

La final de la Champions League es uno de los eventos deportivos más esperados del año. El encuentro que disputaron el Tottenham Hotspur y el Liverpool el sábado 1 de junio (0-2) tuvo una audiencia estimada de más de 350 millones de personas, según los cálculos de la UEFA.

El partido de la Champions o Liga de Campeones de la UEFA que supuso la sexta “orejona” – como se denomina al trofeo en España – para el Liverpool fue, además de emoción para los aficionados, un partido de cifras extraordinarias. En ingresos, en espectadores, en cámaras de televisión… Conoce algunas de las estadísticas de la final de la Champions.

La final de Champions, fuente de ingresos

La final de la Liga de Campeones de la UEFA se celebró en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid, que acogía el evento por primera vez. Aunque fueron dos conjuntos ingleses, el Tottenham de Mauricio Pochettino y el Liverpool de Jürgen Klopp, los que saltaron al campo, Madrid se convirtió también en una de las grandes triunfadoras de la noche.

La previsión del Ayuntamiento y el Atlético de Madrid era que el partido tuviera un impacto económico de 50 millones de euros en la ciudad, aunque desde la Unión Empresarial por la Promoción Turística de Madrid hablaban de 66 millones de euros.

Hosteleros, hoteleros y comerciantes se cuentan entre los más beneficiados, pero las ganas de disfrutar de la final de Champions in situ, incluso fuera del estadio (de los cerca de 70.000 hinchas ingleses que vinieron, menos de la mitad contaban con entrada), también se dejó notar en el transporte. Iberia, por ejemplo, fletó 16 vuelos adicionales entre Gran Bretaña y Madrid.

Un partido de fútbol seguido en todo el mundo

Quien no acudió al Wanda Metropolitano para disfrutar del encuentro, pudo verlo por televisión. Más de 150 profesionales y 42 cámaras de televisión de la productora Mediapro se encargaron de hacer llegar la final a unos 350 millones de espectadores en más de 200 países diferentes, además de en aviones y barcos.

En España, sin embargo, la audiencia fue menor que en años anteriores, con 1,2 millones de espectadores en Movistar+ frente a los más de 10 millones que lo vieron en Antena 3 en 2018. Un dato en el que influye que, por primera vez, la final se retransmitía en un canal de pago y no en abierto para todos los hogares.

Las estadísticas en el terreno de juego

Pero, sin duda, los grandes protagonistas del evento fueron los equipos que se disputaron el trofeo, Tottenham y Liverpool. Para ambos, la del sábado fue una noche histórica. El Tottenham se estrenó como finalista de Champions, mientras que el Liverpool se erigió en el nuevo rey de Europa por sexta vez en su historia, una hazaña que lo eleva al podio de los equipos con más “orejonas” en su haber: es el tercero, por detrás del Real Madrid con 13 y del AC Milan con 7.

Pero eso no es todo. Los reds de Klopp jugaron en el Wanda Metropolitano una final de la Copa de Campeones por novena vez en su historia. De hecho, el año pasado ya fueron finalistas frente al Real Madrid pero acabaron perdiendo por 3-1 en Kiev. Este sábado, se llevaron el trofeo por 0-2 con goles de Salah y Origi.

El de Salah fue, además, el tercer gol más rápido anotado en una final de Champions: el egipcio marcó, de penalti, en el segundo 108.

Otra figura destacada del encuentro fue el técnico Jürgen Klopp quien, después de dos finales fallidas con el Liverpool, por fin pudo ganar una Champions.

Otro dato interesante: la anterior Copa de Europa del Liverpool, que ganó en 2005, instauró el récord del mayor número de goles en una final de Champions: 6 en total, 3 del Liverpool y otros 3 del AC Milan (el partido,se resolvió en los penaltis). Un récord que, después del resultado de este sábado, se mantiene intacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × tres =