10 consejos para evitar robos en casa durante las vacaciones

cómo evitar robos en casa en vacaciones

¿Te vas de vacaciones y te preocupa dejar solo tu hogar ante el riesgo de posibles robos? Te proponemos una guía completa para prevenir los robos en tu vivienda y minimizar los riesgos. Adopta unas rutinas básicas de seguridad que te ayudarán a mantener tu casa y bienes fuera de peligro, y disfrutar con tranquilidad de tus merecidas vacaciones.

Según datos del Ministerio de Interior, el pasado año se registraron 150.579 delitos de robo con fuerza en domicilios, de los cuales el 35% se produjeron en verano.

En 2019, las cifras de robos en domicilio se sitúan en los 37.157 según el balance de criminalidad del primer trimestre de 2019. Los robos en viviendas suponen el 50% del total de los robos en propiedad privada. El otro 50% corresponde con negocios. ¿Qué hacer para evitar este tipo de estadísticas? Desde la Guardia Civil establecen una serie de recomendaciones básicas para evitar robos en casa. Recopilamos 10 sencillos consejos para que pases un verano seguro y tranquilo.

Recomendaciones básicas para evitar robos en casa

  1. Puertas y ventanas siempre cerradas. Cierra la puerta siempre usando la llave, no sólo con el resbalón, puesto que así pueden abrirse fácilmente. Si no dispones de una puerta blindada, los expertos en seguridad recomiendan que tenga, al menos, dos puntos de cierre, y que no exista hueco entre la puerta y el suelo para impedir la entrada de ladrones.
  2.  No escondas las llaves en el buzón, macetas, caja de contadores… Es común utilizar un lugar cerca de la puerta para dejar un juego de llaves extra en caso de emergencias o para facilitar el acceso a familiares y a amigos en nuestra ausencia, pero es un escondite fácilmente localizable por los ladrones y, por tanto, inseguro.
  3. No dejes las persianas completamente cerradas. Aunque parezca una obviedad, es un signo evidente de ausencia en el hogar y una de las recomendaciones básicas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado de cara al período estival. Mantén las persianas un poco levantadas de forma que desde fuera pueda entenderse como “hay alguien dentro”. Hay que transmitir apariencia de que la vivienda está habitada en períodos largos de ausencia para evitar que los ladrones tomen nuestra casa como objetivo.
  4. Sólo deja ropa tendida en ausencias no demasiado prolongadas. La idea es establecer pautas sencillas que permitan aparentar normalidad en la vivienda y, sobre todo, que la casa no está totalmente vacía. Si tú y tu familia vais a estar pocos días fuera, ver ropa tendida desde fuera es señal de normalidad. Si la estancia es más larga, sería una clara señal de inactividad para los ladrones.
  5. No desconectes totalmente la electricidad. El timbre de la puerta desconectado es un indicio de ausencia.
  6. No dejes dinero, joyas ni objetos valiosos en el domicilio. No dejes a la vista ni guardes en casa grandes cantidades de dinero, llaves, talonarios, claves de tarjetas o códigos de acceso a banca online y objetos de valor como joyas, relojes o aparatos de tecnología. Puedes utilizar una caja fuerte para este tipo de propiedades. Tampoco dejes objetos de valor en terrazas sin cerramiento.
  7. Elabora un inventario con los números de serie de aparatos electrónicos, marca y modelo. Haz lo mismo con joyas y otros productos de valor y tecnología. Disponer de fotografías te ayudará en el caso de tener que presentar una denuncia.
  8. No comentes tus planes de vacaciones con desconocidos y en las redes sociales. Un comentario banal puede dar demasiadas pistas a los ladrones sobre tu ausencia y su duración. Evita no solo comentar tus planes en redes sociales sino también subir fotos de tus vacaciones y, si lo haces, desactiva la localización de todas tus redes para no dar esa información a extraños y desconocidos.
  9. En ausencias prolongadas pide a un vecino que vigile con frecuencia. Con esta sencilla recomendación, evitarás, por ejemplo, acumular cartas en el buzón y dar una sensación de abandono del domicilio. Pide a tus amigos y familiares que realicen comprobaciones periódicas del estado de la vivienda, encendiendo alguna luz de forma ocasional, conectando la radio y la televisión de forma puntual para crear sensación de normalidad. Deja un teléfono de contacto a tus vecinos para que te localicen en caso de emergencia.
  10. Antes de irte, si percibes alguna presencia extraña en la calle o un signo de alarma, como marcas en las puertas o portales, o ruidos no habituales en casas desocupadas, avisa al 112. Recuerda tomar nota de cualquier cosa o vehículo sospechoso.

Alarmas, cajas fuertes y seguros

La clave para unas vacaciones seguras y tranquilas es mantener estas sencillas pautas de seguridad. Adicionalmente, puedes valorar el uso de sistemas de seguridad:

    • Instala algún tipo de medida disuasoria como puerta blindada que inhiba a los ladrones.
    • Refuerza las bisagras con pivotes de acero y ángulos metálicos que impidan apalancar la puerta. Instala mirillas panorámicas.
    • Protege tus ventanas con la instalación de barrotes, esencialmente en los bajos y primeros pisos.
    • Utiliza cajas fuertes en caso de objetos de valor que permitan mantenerlos en lugar seguro ante la entrada de ladrones.
    • Utiliza un sistema temporizador de luces que simule actividad en casa durante tu ausencia.
    • Valora la posibilidad de instalar una alarma o cámaras de seguridad conectadas con sistemas centrales que permitan un servicio de vigilancia 24 horas y la actuación inmediata en caso de una situación de riesgo.

Qué hacer en caso de robo

  1. Si encuentras la puerta de tu casa abierta o una ventana rota, no entres. Llama a la Policía (091) o a la Guardia Civil (062). No toques nada del interior porque podrías destruir pruebas.
  2. Al formular la denuncia presenta documentación de los objetos robados, como facturas, fotografías… En este punto, recuerda nuestra recomendación previa de anotar el número de serie de los electrodomésticos, aparatos de fotografía, vídeo y similares y fotografiar las joyas y otros objetos de valor.
  3. Ponte en contacto con la compañía de tu seguro de hogar para notificar lo ocurrido, pero antes revisa las condiciones generales y particulares de tu contrato para saber si la cobertura de robo está cubierta en tu póliza y cuáles son los límites establecidos.

Disfruta de unas vacaciones seguras y tranquilas siguiendo unas sencillas pautas de comportamiento. Recuerda cerrar bien puertas y ventanas, no dejar objetos de valor a la vista y adoptar medidas básicas para transmitir la apariencia de que la vivienda está habitada en todo momento.