Consejos para crear una contraseña segura

crear una contraseña segura

Asegurar tu correo electrónico, tus redes sociales, tu acceso a banca online o cualquier otro servicio relacionado con Internet es algo que puede darte pereza, pero no es un asunto menor. Y es que, en los tiempos que corren, salvaguardar tu identidad digital es fundamental. En este sentido, la contraseña es la llave que da paso a todos tus servicios.

En Banco Santander nos preocupa tu seguridad online; por eso, aquí te dejamos algunos consejos para que crear una contraseña segura:

  1. Tu contraseña debe tener ocho caracteres como mínimo. Eso sí, cuanto más larga sea, más tiempo se tardará en descubrir y, por tanto, mayor será tu seguridad.
  2. No optes por una clave que sean solo palabras. Evita tu apellido, el nombre de los miembros de tu familia (incluida tu mascota), personajes famosos o ciudades conocidas.
  3. Evita claves que sean una contraseña completamente numérica. Olvídate de tu DNI, de la matrícula de tu coche, de una fecha de cumpleaños o aniversario o de tu número de teléfono. Estamos tan expuestos en Internet, que cualquiera podría acceder a esa información.
  4. Olvida las secuencias lógicas, ya sean de letras o números ordenados o del teclado, tipo “asdefg”. Y es que, por muy largo que sea un “1234567890987654321”, es un tipo de combinación, igual que las anteriores, de las primeras en ser probadas por los hackers.
  5. Apuesta por una combinación de diferentes tipos de caracteres alfanuméricos (letras tanto mayúsculas como minúsculas combinadas con números), mezclados con símbolos. Combínalos de manera aleatoria e injustificada y, de una manera sencilla, elevarás varios niveles la seguridad de tu contraseña. Un consejo para poder recordar los números que has utilizado es que los sustituyas por letras que guarden cierto parentesco. Por ejemplo, M4dr1D. En este punto, puedes aprovechar la Ñ, una letra que no está disponible en todos los teclados, por lo que hackear una contraseña que la contenga es más difícil.
  6. Utiliza palabras o información que solo tengan sentido para ti. Puedes coger un hecho memorable que vas a recordar y hacer una combinación con él. Por ejemplo, si te gusta el fútbol, puedes partir de la frase “España ganó el Mundial el 11 de julio de 2010”. Puedes coger la primera sílaba de cada palabra y quedaría algo así “EsgaMun11ju2010”, combinación en la que podrías incluir algún símbolo. Otra posibilidad es hacer combinaciones con el título de tu canción o poema favorito o de una frase que te inventes, abreviando y cogiendo la primera letra de cada palabra.

Si sigues estos consejos, puedes crear una contraseña segura y que te resulte fácil de recordar. Eso sí, de nada te va a servir tener la mejor clave del mundo si luego no la proteges. Para ello, no olvides seguir estas recomendaciones básicas:

  • No compartas tus claves: si lo haces, aumentas de forma considerable las probabilidades de que caigan en malas manos y hagan un mal uso de ellas.
  • No utilices la misma contraseña para todos tus servicios online: puede resultarte muy cómodo, pero es peligroso. Si alguien consigue descifrar la clave que usas en una cuenta web (o la consigue por otros medios), podría iniciar sesión en tus otras cuentas y acceder a tu dirección de correo electrónico, así como a otros servicios que utilices online.
  • Usa una herramienta para gestionar tus contraseñas: si no puedes recordar las distintas contraseñas, puedes utilizar un gestor de contraseñas fiable. Son programas muy útiles que sirven para almacenar tus claves en un mismo sitio.
  • Cambia tus contraseñas cada cierto tiempo: cuanto más tiempo mantengas una contraseña, más oportunidades tendrán otros de averiguarla.
  • Acepta la verificación en dos pasos: esta funcionalidad, disponible en algunos servicios como Google, Facebook, Twitter o las entidades bancarias, añade una capa extra de seguridad a tu cuenta. Porque, además de la contraseña, te obligará a contar con otro tipo de identificación, como un código enviado a tu móvil, un valor de una tarjeta de coordenadas, una llamada…etc.

Hoy en día, la seguridad digital es fundamental para proteger tu información de terceras personas. Por eso, si necesitas más consejos sobre seguridad en Internet, puedes encontrarlos en este otro post de nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × dos =