Cómo ser productivo en el trabajo después de volver de vacaciones

Cómo ser productivo en el trabajo después de las vacaciones

Improductividad, falta de energía o motivación, apatía, problemas de concentración. ¿Reconoces los síntomas? La vuelta al trabajo tras las vacaciones puede traer aparejadas consecuencias negativas no deseadas. Aleja el estrés postvacacional de tu mente y comienza el curso con energías renovadas. ¿Cómo? Te explicamos cómo ser productivo en el trabajo después de volver de vacaciones.

Síndrome postvacacional: 1 de cada 3 personas afectadas

Según un estudio de la consulta de Recursos Humanos Adecco, un 30% de los trabajadores sufre un síndrome o depresión postvacacional. Los trabajadores más propensos a sufrir esta situación son aquellos que han mostrado una menor tolerancia a la frustración, los menos resilientes, los que regresan de unas largas vacaciones o los que se incorporan a un entorno laboral hostil.

Apatía, cansancio, falta de energía, dificultad para concentrarse, trastornos del sueño, nerviosismo, estrés o, incluso, tristeza son los síntomas habituales que suelen registrarse en los 2 ó 3 días posteriores a la incorporación al trabajo (aunque puede alargarse a un periodo de dos semanas y en casos extremos a varios meses), pero nadie está libre de un período de adaptación en el que sin llegar a registrar estas señales propias del síndrome postvacacional es habitual experimentar dificultades en la incorporación.

Cómo prevenir el síndrome postvacacional

El síndrome postvacacional se puede prevenir en la mayoría de los casos. Es recomendable recuperar la rutina y seguir unas sencillas pautas para facilitar la readaptación a la jornada laboral y las exigencias del día a día:

  • Retoma el horario de sueño habitual unos días antes de la incorporación para facilitar la adaptación.
  • Evita regresar del lugar de vacaciones el día anterior al comienzo del trabajo. Esta medida facilita aclimatarse de forma más paulatina a la vida laboral.
  • Divide los días de vacaciones para no acumular largos períodos.

Cómo ser más productivo después de las vacaciones

Existen recomendaciones que pueden hacer más fácil la vuelta al trabajo y potenciar la productividad y el rendimiento del trabajador en un período de adaptación tan complicado como suele ser la vuelta al trabajo. La clave es aclimatarse a la rutina laboral, cargarse de energía positiva y evitar excesos de trabajo:

  • Levántate más temprano de lo habitual. Sobre todo los primeros días de readaptación, para evitar prisas y estrés añadido.
  • Retoma el trabajo de forma gradual. No es necesario abarcar todo en un mismo día y nadie espera que te pongas al día de todo lo ocurrido en una sola mañana. No añadas más presión de la necesaria a tu jornada laboral.
  • Realiza actividades saludables. Tan importante como trabajar y mantener un orden en la rutina laboral lo es incorporar a nuestro horario habitual tiempo para descansar, hacer deporte y mantener actividades de ocio que sirvan de refresco a nuestro organismo. En este apartado, también es importante mantener una correcta alimentación.
  • Adopta una actitud positiva. Volver al trabajo después de vacaciones es un hecho. Gran parte de cómo superar este trago depende de la actitud con la que nos enfrentemos a esta realidad. Positividad, orden y fuera estrés son las claves de un readaptación saludable y un trabajo productivo.

Consejos para aumentar la productividad

Más allá de la vuelta al trabajo y el síndrome postvacacional, existen algunas pautas que nos ayudarán a mantener una rutina productiva de trabajo basada en el orden y la concentración. Sigue algunos sencillos consejos para ser más eficiente en el trabajo y gestionar las diferentes tareas con comodidad:

  • Planifica el día: haz una lista de cosas por hacer y asigna prioridades.
  • Establece un método de organización que incluya un tiempo de aprendizaje para optimizar tiempos y tareas.
  • Elimina las distracciones mientras trabajas y mantén la concentración.
  • Organiza las tareas del día y céntrate en una cosa a la vez.
  • Mantén tu área de trabajo ordenada. El orden exterior (en nuestra mesa de trabajo u oficina) y el orden interior (planning de trabajo) son acciones espejo que contribuyen a crear un clima de trabajo más productivo y eficiente.

Ser productivo en el trabajo a la vuelta de vacaciones no tiene por qué ser una tarea imposible. Es importante fijar un orden en el proceso de adaptación y retomar hábitos saludables y horarios de planificación eliminando situaciones de estrés innecesarias.