Consejos para trabajar con la nube de forma segura

seguridad al trabajar en la nube

Tener todos tus archivos y aplicaciones guardados en Internet, alojados en servidores virtuales en lugar de conservarlos en el disco duro de tu ordenador, te permitirá trabajar de manera más productiva: ahorrarás tiempo y recursos al poder acceder a ellos desde cualquier ordenador o dispositivo con el que te conectes a la red, a cualquier hora y desde cualquier lugar.

Esto es lo que se conoce como “cloud computing” o computación en la nube y te permitirá dejar de transportar tus documentos en una memoria USB o tener que enviarlos por correo. Las ventajas de trabajar con almacenamiento de información en la nube son numerosas y, además, se aplican tanto a tu vida diaria como a tu vida profesional. Sin embargo, para sacarle el máximo partido es recomendable tomar una serie de precauciones y asíevitar riesgos de seguridad innecesarios. Apunta estos consejos:

Aunque esté en la nube es un sistema de almacenamiento de información que hay que proteger

Utilizar servicios de almacenamiento en la nube puede provocar que, por desconocimiento, dejes al descubierto información personal o confidencial al acceder a ella desde varios dispositivos o incluso que permitas involuntariamente que la información sea publicada. Por eso es necesario que conozcas y revises bien las condiciones de privacidad del servicio, para que ni archivos ni datos puedan ser visualizados o  sustraídos por terceras personas.

Elige bien el proveedor de servicios

Al  decidir trabajar con la nube,  siempre es recomendable que sepas dónde se almacenarán tus datos (en qué país se encuentra el servidor, si intervienen terceras empresas en la gestión del servicio, quién tendrá acceso a los datos, cómo podrán recuperarse estos…) antes de seleccionar la aplicación o empresa de cloud computing con la que quieres trabajar

Establece contraseñas robustas 

La mejor manera de evitar el acceso a nuestros documentos y archivos por parte de personas ajenas a nuestra empresa es crear una contraseña segura, nada de utilizar la misma que utilizas en otros servicios o recurrir al 1234 para proteger tu información. Si quieres más consejos sobre cómo deben ser tus contraseñas, tienes este video o este artículo.

Crifrado

No toda la información que se almacena en los servicios en la nube están cifrados. Esto ofrece una capa de seguridad adicional para tu información que conviene considerar. Mejor un servicio con cifrado que uno sin él.

seguridad al trabajar en la nube

Antivirus

Para minimizar el riesgo de sufrir una fuga de datos o de que el ordenador quede infectado por software malicioso, conviene que tengas un antivirus instalado en todos los dispositivos con los que vayas a acceder a los contenidos en la nube. Este debe estar constantemente actualizado frente a nuevas amenazas, algo sencillo si el antivirus también se encuentra en la nube.

Selecciona

Ten en cuenta que no necesitarás ni todos tus documentos ni todas tus aplicaciones a la hora de trabajar con la nube. Por tanto, selecciona aquellos que te resulten imprescindibles para desarrollar tus tareas y comparte únicamente esos en el servidor remoto. Asimismo, valora la información que contienen y si alguno está compuesto por datos demasiado sensibles, mejor no lo compartas.

Haz siempre copia de seguridad

Aunque todos los archivos y documentos se encuentren en servidores en Internet, conviene que realices copias de seguridad de toda la información sensible. Lo más cómodo y recomendable es programarlas de forma automática, así no tendrás que depender de tu buena memoria para poder recuperar tu información en caso de una catástrofe o una caída del servicio.

En este post puedes ver todas las ventajas de hacer copias de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − cinco =