Activa el control parental de tu ordenador

activa el control parental

Si quieres velar por la seguridad de tus hijos mientras navegan por Internet y tener controlado a qué páginas y archivos tienen acceso mientras usan el ordenador, una de las acciones que puedes llevar a cabo es activar el control parental de tu dispositivo.

Es posible que ni siquiera sepas en qué consiste el control parental, pero es una de las herramientas más útiles que existen a la hora de controlar el uso que los más pequeños hacen de Internet. Con él podrás crear distintas cuentas de usuario en tu ordenador y limitar el acceso de niños y adolescentes a páginas inapropiadas, evitándoles, por ejemplo, la entrada a chats en los que podrían entrar en contacto con adultos o protegiéndoles del ciberacoso.

Controla tu ordenador

Para activar el control parental en un equipo que funcione con sistema operativo Windows tan solo debes acudir al menú de Inicio y hacer clic en “Panel de Control” y, una vez allí, en “Cuentas de usuario”. Tendrás que hacerlo con tu cuenta de administrador de Windows, ya que este es el único perfil que puede aplicar filtros restrictivos de control parental sobre otros usuarios, siempre que no sean administradores a su vez.

Lo ideal es que cada miembro de la familia tenga un usuario distinto en el PC y cada vez que inicie sesión en Windows lo haga con su nombre y contraseña personalizado, para tener acceso a los contenidos permitidos por el administrador y garantizar así que los más pequeños de la casa realizan un uso seguro de la red.

control parental activado

Gestionar la configuración de las cuentas de Windows es una de las opciones que tenemos, pero también podemos instalar en el equipo una herramienta de control parental de las muchas que existen en el mercado, como SecureKids, Family Time, Mobile Fence, Screen Time

La mayoría de ellas son gratuitas y se pueden descargar desde sus páginas web y las tiendas de aplicaciones de iOS y Google Play (para dispositivos móviles) y permiten un control más exhaustivo de la actividad online de los pequeños. Instalando una de ellas en nuestro ordenador, además de poder controlar las páginas web a las que tienen acceso los más pequeños cuando entren con su usuario y contraseña propios, también podremos establecer el tiempo máximo que podrán estar conectados a Internet (transcurrido el cual, el ordenador se apagará) e incluso saber en qué lugar se encuentra el niño gracias a la geolocalización activada en el equipo.

Algunas aplicaciones de control parental también incluyen el llamado “botón del pánico”, que permite que, con solo pulsar una tecla, el pequeño mande una señal de aviso a sus padres alertando de una situación incómoda en el transcurso de su utilización de la red. Además, si la app de control parental se instala también en dispositivos móviles o tabletas, se puede limitar el uso de aplicaciones de mensajería instantánea o restringir tanto las llamadas salientes como las entrantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 4 =