WLTP, 4 letras que cuentan el consumo exacto de tu coche

Detrás de las 4 siglas WLTP, que pueden traducirse como Procedimiento Mundial Armonizado para Ensayos de Vehículos Ligeros, o “Worldwide Harmonized Light-Duty Vehicles Test Procedure”, están las nuevas cifras de consumo y emisiones contaminantes de tu coche.

Los valores oficiales que conocías hasta ahora de consumo promedio, junto con los de consumo en carretera y en tráfico urbano, eran demasiado optimistas. Dichos datos se obtenían en el ciclo de ensayos NEDC, Nuevo Ciclo Europeo de Ensayos, o “New European Cycle Driving”. Además, los valores de emisión de dióxido de carbono, que rigen directamente los impuestos de matriculación en nuestro país, también eran demasiado comedidos.

Las nuevas cifras WLTP, homologadas desde el pasado 1 de septiembre, son de un 20 a un 30 por ciento superiores a las que se conseguían con la normativa NEDC, que ha estado en vigor desde 1992.

No te preocupes, por ahora, con los valores WLTP

El capítulo de gases contaminantes está, ahora mismo, en primer plano por el cierre parcial al tráfico de las grandes ciudades. Pero no tienes que preocuparte con el WLTP.

Tu coche actual no tendrá ningún problema de impuestos ni de calificación por parte de la Dirección General de Tráfico. Todos los distintivos emitidos estarán vigentes, por lo menos, hasta el 31 de diciembre de 2020.

Se ha abierto, eso sí, un periodo de armonización de los valores de emisiones contaminantes reflejados por ambos ciclos de pruebas. Tendrás los nuevos valores WLTP en el coche nuevo al que accedas desde ahora hasta la fecha antes citada.

A partir del 1 de enero de 2021 serán ya los únicos valores de referencia tanto para el impuesto de matriculación como para el distintivo de entrada en los centros urbanos más contaminados.

¿Cómo se miden los valores WLTP?

El “Dieselgate” de Volkswagen, el escándalo de emisiones y consumos claramente inferiores a los conseguidos por cualquier automovilista en un uso cotidiano, ha acabado con los ensayos en laboratorio del ciclo NEDC. El WLTP llega para clarificar estos capítulos en consonancia con los tipos de conducción habituales en el tráfico actual.

Las 7 peculiaridades de las nuevas pruebas son:

– 1. Mediciones precisas de consumos y emisiones hasta: 60 por hora, 80 por hora, 100 por hora y por encima de 130 por hora. El coche frena y acelera varias veces en todas estas pruebas.

2. La velocidad media de los ensayos WLTP sube hasta 47 kilómetros por hora, frente a los escasos 33 por hora del desaparecido NEDC.

– 3. Realización de los ensayos a 23 grados centígrados, mientras que los ensayos anteriores se hacían entre 20 y 30 grados para favorecer uno u otro capítulo.

– 4. Los vehículos probados recorren ahora 23 kilómetros, mientras que antiguamente solo se cubrían 11 km.

– 5. Los valores se registran en terreno abierto, no en cámara, como sucedía en el ciclo NEDC.

– 6. El tiempo de ensayo es de 30 minutos, frente a los 20 minutos anteriores. El vehículo está en movimiento durante el 87 por ciento de dicho total, frente al 75 por ciento previo.

– 7. Se tiene en cuenta el peso del vehículo y, también, algunos equipamientos extras que repercuten tanto en dicho peso como en la aerodinámica del conjunto.

Cuando compruebes la ficha WLTP de tu futuro vehículo verás que cada una de las cifras allí reflejadas está a tu alcance. Sabrás lo que consume tu coche y, también, lo que contamina por kilómetro recorrido.

El objetivo final es muy claro: se busca el uso más inteligente del coche, el más respetuoso con el Medio Ambiente. Por lo que si estás interesado en adaptarte a la situación y aportar tu granito de arena con un coche que tenga bajas emisiones de C02, puedes acceder a Bansacar y buscar el coche que más se adapte a tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × tres =