Volkswagen T-Roc Advance 1.0 TSI, todo camino con mini consumo

El T-Roc de Volkswagen, un todo camino urbano con dimensiones externas más contenidas de lo que ha sido habitual hasta ahora, te impresiona por su aplomo en cuanto recorres los primeros cientos de kilómetros. También compruebas que está hecho a conciencia nada más cerrar las puertas, reafirmándote en dicha opinión cuando accionas sus mandos, siempre precisos y suaves.

La versión que promociona Bansacar, el VW T-Roc Advance 1.0 TSI, consume mucho menos de lo que esperarías en un todo camino equipado con motor de gasolina, y se mueve con soltura en todo tipo de escenarios. También es respetuoso con el entorno, como evidencia su nivel de emisiones: 117 gramos por kilómetro. Es tan recortado que evita el Impuesto de Matriculación.

Es, además, un coche espacioso, que acomoda a pasajeros de más de 1,80 metros de estatura, tanto delante como detrás, sin castigar su físico ni en viajes largos. El maletero del T-Roc, con 450 litros de capacidad, también te sorprende de modo positivo, ya que puedes llevar todo lo necesario en cualquier salida de vacaciones. Queda claro que Volkswagen ha roto moldes con este todo camino.

Un corazón sobrealimentado (con turbo)

Solo 3 cilindros y solo 999 centímetros cúbicos son los distintivos de la mecánica “miniaturizada” del T-Roc 1.0. Turbocompresor. Inyección directa de gasolina y electrónica de vanguardia se encargan de poner las vitaminas al conjunto para que libere 115 caballos de potencia.

Sientes dicha energía cuando el motor tricilíndrico funciona a más de 2.000 / 2.500 revoluciones por minuto, pero hay que seguir revolucionándolo cuando sales de un semáforo a régimen tranquilo o cuando haces un adelantamiento en carretera secundaria en quinta o sexta.

La caja de cambios manual, con 6 marchas y accionamiento preciso, es responsable de los 5,1 litros a los 100 kilómetros consumidos por el T-Roc. Recuerda que hay pocos coches con motor de gasolina, y mucho menos del tipo todo camino urbano, capaces de cubrir 300 kilómetros con 20 euros de carburante.

5 factores del T-Roc por encima de la media

  1. Seguridad pasiva, con 5 estrellas en los ensayos extremos de EuroNCAP. Los ajustes impecables que descubres en revestimientos de puertas, trampilla de guantera o portón posterior, sin ir más lejos, hablan de un ensamblado de calidad. Es el factor clave para multiplicar el nivel de protección de todos los pasajeros.
  2. Silencio de marcha. El ruido de funcionamiento de la mecánica y el ruido de rodadura son discretos. El motor tricilíndrico vibra algo, eso sí, al ralentí.
  3. Comportamiento dinámico. El T-Roc es tan preciso como el mejor turismo aunque su carrocería de todo camino urbano se sitúa casi 10 centímetros por encima de lo habitual.
  4. Conectividad. Gracias a la pantalla central de 8 pulgadas (20,3 centímetros) fácil de accionar y muy visible, incluso a pleno sol. También incluye la App connect.
  5. Confort de conducción. Aquí destacamos la suavidad de los pedales, la precisión del cambio de marchas o el tacto excelente del sistema de dirección.

Especificaciones técnicas

General:

  • Cilindrada: 999 c.c.
  •  Nº de cilindros: 3.
  •  Nº de válvulas: 12.
  •  Potencia máxima: 115 cv a 5.500 rpm.
  •  Emisiones de CO2: 117 grs./km.
  •  Par motor: 200 nm. a 2.000-3.500 rpm.
  •  Caja de cambio: manual de 6 velocidades.
  •  Alimentación: inyección directa de gasolina y turbocompresor.

Equipamiento destacado:

  • Asistente adaptativo de velocidad de crucero.
  •  Asistente de mantenimiento de carril.
  •  Programa electrónico de estabilidad, con todos los recursos.
  •  Volante multifunción forrado en cuero.
  •  Climatizador bizona.
  •  Llantas de aleación de 17 pulgadas (Paquete Advance).
  •  App connect.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cuatro =