Tráfico urbano: bicicletas Vs. coches

Los ciclistas toman las ciudades y la convivencia con los coches se hace, cada día, más difícil. Los riesgos de accidente para cualquier ciclista se están multiplicando tanto por atropellos como por alcances provocados por las propias puertas del automóvil.

Los últimos datos recogidos en Alemania, uno de los países con mayor desarrollo del transporte en 2 ruedas, ya advierten de dichos peligros. Las bicicletas están involucradas en casi una cuarta parte del total de accidentes que generan lesiones personales de gravedad.

El número de ciclistas fallecidos en aquel país a lo largo de 2016 representó el 12 por ciento del total de los siniestros mortales de tráfico. Los coches estuvieron presentes en más de un 65 por ciento de tales accidentes.

Para resolver el problema de incompatibilidad entre ambos medios de movilidad, bicicleta y automóvil, se necesita el sistema de frenada de emergencia de los coches, el cual puede prevenir muchos accidentes. También se puede reducir la siniestralidad de los ciclistas por medio de los sensores posteriores de radar, que se destinan, hasta ahora, a avisar de los cambios de carril no deseados.

Sistemas que evitan el atropello de ciclistas a menos de 40 por hora

Los nuevos dispositivos de frenado de emergencia con detección de ciclistas reaccionan en menos de lo que se tarda en parpadear un par de veces. Están listos para aplicar toda la fuerza de frenada en 190 milisegundos, evitando el golpe o el atropello siempre que el coche ruede a menos de 40 por hora.

Los asistentes electrónicos permanecen siempre vigilantes, recuerdan los técnicos de Bosch, encargados de la puesta a punto de los nuevos dispositivos. También responden más rápido que cualquier persona sentada ante el volante.

Con este paso extra en los sistemas de frenada de emergencia se conseguiría un recorte importante de accidentes en tráfico urbano, que es el escenario más propicio para accidentes entre coche y bicicleta.

Las últimas encuestas aseguran que si todos los coches de parque alemán dispusieran del asistente de frenada de emergencia más evolucionado se evitaría hasta un 43 por ciento de los accidentes que involucran a ciclistas y automovilistas. Los estudios realizados en Alemania confirman que “los asistentes electrónicos recortan la distancia de frenada en unos centímetros que son cruciales. Significan la diferencia entre la vida y la muerte”.

La seguridad de los pasajeros del vehículo y de terceros, como los ciclistas, es una prioridad para las marcas de coches. Por ello, en Bansacar puedes encontrar ofertas de renting de vehículos como el Hyundai Ioniq Híbrido, que incluye el sistema activo de cambio de carril, aumentando la seguridad de todos. Si por el contrario estás interesado en un modelo en concreto que cumpla con todas tus necesidades, también puedes solicitar aquí la oferta del coche que más desees.

Como evitar el portazo que tira al ciclista

Esa puerta de coche abierta a destiempo, capaz de desequilibrar, y tirar, a un ciclista o un motorista, es otra de las grandes preocupaciones para los usuarios de las dos ruedas.

Un instante de descuido de la persona sentada ante los mandos del coche, de su acompañante o de los pasajeros que viajan en las plazas traseras supone, en muchos casos, un accidente serio para el más débil de la calzada.

La alerta de salida del automóvil llega para evitar esa situación. Actúa en coordinación con los detectores de radar dispuestos en los extremos posteriores del coche, que rastrean hasta 20 metros por detrás del conjunto para controlar la invasión de otros carriles.

Unas señales acústicas y visuales, activadas incluso cuando el motor está parado, advierten de la proximidad de otros usuarios de la calzada al coche. Son las claves para evitar esa apertura de puerta que tantos daños causa a diario.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =