¿Qué portaequipajes eliges? Baca, cofre de techo o remolque

que-portaequipajes-eliges

¿Demasiado equipaje? o ¿poco maletero?, son las preguntas que siempre te planteas cuando vas a iniciar un desplazamiento importante. Tu respuesta suele ser un sí rotundo en ambos casos.

Necesitas un portaequipajes extra, que te permita almacenar todo lo necesario para cualquier escapada, especialmente si vas a la nieve o a la playa.

El maletero se te queda pequeño, pero no es culpa tuya o de tus acompañantes, ni mucho menos. Su volumen no ha progresado en los turismos durante los últimos años y se ha reducido de modo llamativo en los Todo Camino, o SUV. Estos últimos coches suelen ofrecer espacios de carga mínimos si se comparan con sus dimensiones externas.

Tienes tres opciones si buscas un portaequipajes adicional que resuelva tu problema: la baca, el cofre de techo o el remolque, ¿con cuál te quedas? Vamos a contarte aspectos a favor y en contra.

La baca clásica, solución eterna

A favor:

– Montaje y desmontaje tan sencillo como rápido.
– Libertad para transportar volúmenes importantes.
– Escasa resistencia aerodinámica cuando no llevan carga.
– Precio sin competencia.

En contra:

– Protección mínima frente a las inclemencias del tiempo y las posibles sustracciones en aparcamientos no vigilados.
– Carga limitada a menos de 80 kilos, por exigencias de la estructura de los pilares del techo.
– Deterioro grave de la aerodinámica del coche cuando se utilizan intensamente, con el consiguiente incremento de ruido y consumo.
– Empeoramiento de la estabilidad del coche en rectas golpeadas por viento cruzado y en carreteras de curvas. La elevación del centro de gravedad del conjunto compromete el comportamiento.

Cofre de techo: tecnología frente a precio

A favor:

– Protección total de la carga frente a inclemencias del tiempo y sustracciones.
– Capacidad para transportar objetos largos como tablas de esquí o de kitesurf.
– Aerodinamismo impecable.
– Posibilidades de personalización tanto al tipo de equipaje que se transporta con frecuencia como al estilo o color del coche o SUV sobre el que se monta.

En contra:

– Montaje laborioso, que exige la instalación previa de barras de techo.
– Limitación de volumen de los objetos a transportar.
– Empeoramiento de la estabilidad del vehículo en carreteras sinuosas por la elevación de su centro de gravedad.
– Precio elevado.

Remolque, solución profesional

A favor:

– Protección total del equipaje.
– Facilidad de carga y descarga de maletas, bolsas y equipos para actividades al aire libre.
– Enganche y desenganche de gran rapidez.
– Posibilidades de personalización de acuerdo con el tipo de equipaje transportado.

En contra:

– Montaje imprescindible de la bola de fijación, que supone un desembolso extra.
– Freno de inercia con potencial limitado.
– Pérdida de manejabilidad del coche y problemas extra en maniobras de aparcamiento.
– Necesidad especial de almacenamiento cuando el conjunto no se utiliza.

Tres soluciones de valor para una problemática cada vez más habitual entre aquellos que optan por viajar en sus vehículos.

Pero si lo que buscas es un coche más grande, consulta las ofertas de renting Bansacar que te ofrecemos en Bansacar para cambiar de coche con todos los servicios incluidos y una mayor comodidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − cuatro =