Cómo son las pruebas EuroNcap para asegurar tu coche

pruebas euroncap

La seguridad pasiva de los automóviles que se comercializan actualmente en el mercado se puntúa de 1 a 5 estrellas por medio del programa EuroNcap.

¿Qué son las pruebas EuroNcap?

El programa de pruebas EuroNcap realiza 6 tipos de choques violentos que reproducen los accidentes de tráfico más habituales. De este modo, detecta los puntos débiles en la estructura del coche, sea cual sea su tipo: en los asientos, en el tablero de mandos, los pedales, el volante, y en todas aquellas partes del vehículo que puedan lesionar a pasajeros o peatones.

El resultado de 20 años de pruebas

El programa EuroNcap ha verificado el nivel de seguridad de más de 1.600 modelos diferentes en sus 20 años de existencia. En ese tiempo hemos evolucionado desde automóviles que eran incapaces de salvar las vidas de sus ocupantes a vehículos que aseguran la protección total aunque gran parte de sus componentes se destruya en el impacto. No hay que alarmarse: el colapso de las estructuras amortigua el choque, evitando daños al conductor y pasajeros, sean cuales sean sus edades y sus tallas.

en que consisten las pruebas de euroncap

¿Qué tipos de pruebas realiza el EuroNcap?

Cada uno de las 6 pruebas de choque EuroNcap responde a un tipo de accidente:

  1. Choque frontal parcial, a 64 kilómetros por hora contra una barrera que solo cubre el 40% del morro del coche. Reproduce el accidente más destructivo, protagonizado por dos turismos que colisionan de frente mientras ruedan a 50 por hora. Es especialmente dañino para las personas sentadas en las plazas anteriores y para los niños sentados en las posteriores. El volante y los pedales no deben perjudicar ni las piernas ni el pecho del conductor.
  2. Choque frontal a 50 por hora contra un muro. Pone a prueba la rigidez de la estructura y la calidad tanto de los cinturones de seguridad como de los diferentes airbag. El análisis de los resultados de esta colisión ha permitido que todos los dispositivos de sujeción sean útiles tanto para una persona de 1,50 metros de estatura y 50 kilos de peso como para otra de más 1,80 metros y 120 kilos.
  3. Choque lateral a 50 por hora. Es la segunda colisión por siniestralidad en la circulación diaria y se reproduce lanzando un carro a 50 por hora contra el flanco del vehículo. Gracias a esta prueba se ha desarrollado una protección especial en las puertas, el pilar B y el pilar central en la carrocería de cualquier turismo, en los airbag laterales y en los asientos. La cabeza y la pelvis del conductor están, ahora, bien protegidas, algo que no sucedía hace dos décadas, cuanto dicho accidente era fatal.
  4. Choque lateral contra un poste a 32 por hora. Es el siniestro habitual cuando el coche se sale de la calzada al derrapar por culpa del hielo o del “aquaplaning”. Los técnicos de EuroNcap lanzan el coche contra un poste de 25,4 centímetros de diámetro, el tamaño medio de una farola, y evalúan los daños que produce ese golpe en la cabeza del conductor. El desarrollo de los airbag laterales de cabeza y de asiento reduce hoy estos daños.
  5. Latigazos cervicales. Son consecuencias molestas en cualquier alcance y se valoran lanzando el coche marcha atrás a velocidades que van de 16 a 24 por hora. El importe de indemnizaciones por estas lesiones supera los 10.000 millones de euros anuales en Europa. Los apoyacabezas de última generación y los respaldos más resistentes son fruto de los resultados de esta prueba.
  6. Sistema de frenado de emergencia, AEB. Es la prueba más reciente en el listado EuroNcap y valora la capacidad del coche para evitar el alcance por distracción cuando el vehículo que nos precede se detiene súbitamente. La máxima puntuación se reserva para el AEB que detiene el coche por completo antes del choque rodando entre 10 y 50 por hora. A partir de aquí se rebaja la puntuación a medida que aumenta la violencia del impacto.

La renovación tecnológica de los distintos dispositivos de seguridad que incorporan nuestros vehículos actuales ha sido posible gracias a las acciones de EuroNcap a lo largo de estos años. Es importante revisar que tu coche cumple con estas medidas, una renovación cada cuatro o cinco años del vehículo que utilizas, como propone el renting de vehículos Bansacar, te asegura que circulas aprovechando las ventajas de las últimas medidas de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − dos =