¿Por qué cada vez se venden más todocamino o SUV?

todocamino

El porcentaje de todocamino, o SUV, en el total de ventas europeo ha pasado del 6% en 2005 a casi el 25% en 2017. La fiebre del todocamino es especialmente intensa en los mercados del sur de Europa y más tibia en Alemania, Francia o Gran Bretaña. ¿Cuáles son las ventajas que puedes encontrar en este tipo de coches?

Ya se ha producido el relevo: los familiares y los monovolúmenes han cedido el testigo a los todocamino, los SUV (siglas de Sport Utility Vehicle), en el listado de preferencias del automovilista europeo.

Un todocamino no tiene las prestaciones de un todoterreno, aunque suele tener apariencia similar y alguna de sus características, como la suspensión algo más alta.

Atraen por su imagen

La imagen casi inexpugnable de los todocamino, que se asocia a seguridad extrema, otorga además un plus de representatividad.

Los SUV, los todocamino actuales, son más robustos que un turismo clásico en el empleo cotidiano, por el sobredimensionamiento de muchos de sus componentes mecánicos.

A cambio proponen entre un cinco y quince por ciento menos de espacio en su interior y maletero, además de un peso superior en casi un diez por ciento al turismo equiparable, lo que se traduce en consumos más elevados.

coches todocamino

Seguros, sobre todo en colisiones laterales

Entre sus ventajas, los ocupantes de un todocamino disfrutan de mayor seguridad pasiva en colisiones laterales, aquellas que suelen producirse en el tráfico ciudadano. La mayor altura de sus asientos con respecto a los paragolpes de cualquier turismo evita lesiones a los pasajeros en las caderas o en la propia pelvis.

Sin embargo la capacidad de absorción de choques frontales de los todocamino suele ser algo más limitada que la de un buen turismo, y aunque superan todos los ensayos de EuroNcap, su rigidez extra pasa factura a los pasajeros en colisiones contra obstáculos fijos o vehículos pesados.

Adherencia en condiciones difíciles: cuestión de neumáticos

El agarre impecable que se asocia a cualquier todocamino es real cuando el vehículo incorpora ruedas en buen estado de forma. Muchos de los todocamino que se comercializan en estos momentos solo llevan tracción delantera, ofreciendo el nivel de adherencia de un buen turismo. Los SUV con tracción a las cuatro ruedas son claramente más eficaces que los monovolúmenes o los familiares en suelo deslizante, por agua o por hielo, si sus neumáticos están en buenas condiciones. En caso contrario conviene tomar el máximo de precauciones.

Los todocamino con cuatro ruedas motrices muestran más aplomo en autovía o autopista que cualquier otro vehículo en caso de vientos laterales o de trombas de agua. Son, sin embargo, algo más perezosos en carreteras secundarias repletas de curvas, por su propia arquitectura mecánica.

La elección final está en tu mano.

Si quieres saber cuánto te cuesta un renting de un vehículo SUV con todos los servicios incluidos, consulta aquí las ofertas Bansacar y calcula la cuota que mejor se ajusta a tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − tres =