Pantallas plegables… ¡ya están aquí!

Pantallas plegables gama Samsung

2019 ha arrancado con un primer móvil con pantalla plegable ya operativo. Llegaba, además, con el compromiso de Google, desarrollador del sistema Android, de dar soporte y asistencia técnica a esta nueva generación de teléfonos.

Era el golpe inicial. La primavera pasada ya nos traía, por su parte, un primer ordenador portátil con pantalla plegable. Son, en una palabra, los pasos iniciales. ¿Qué sabes de las pantallas plegables: la revolución tecnológica que se avecina?

La pantalla que se dobla, el unicornio encontrado

Llegar hasta la pantalla plegable ha exigido muchos años de trabajo. Desde que aparecieron los primeros dispositivos portátiles, del tipo asistentes de mano o PDAs, la industria tecnológica ha buscado pantallas que pudieran doblarse.

A lo largo de estos años se han mostrado muchos prototipos sobre los que trabajar, pero siempre se quedaban en eso: intentos. Ninguna de las ideas mostradas conseguía aunar la dureza para soportar el trato habitual a un móvil ni la resistencia exigible a un producto que vas a tener en tus manos durante varios años.

La gran novedad en este campo se materializó en enero pasado. Samsung presentaba el primer smartphone que mostraba el camino hacia una nueva oleada de terminales con pantalla plegable, el Galaxy Fold. La compañía estuvo parca a la hora de facilitar detalles, no comentó ni cuándo podría comercializarse ni qué precio podría tener.

Samsung aseguraba en dicho acto que la producción en masa de pantallas plegables, indispensables para la disponibilidad de estos móviles, comenzaría en los próximos meses. Avanzó que los fabricantes de terminales podrían contar con pantallas plegables plenamente operativas en el tercer o cuarto trimestre de este mismo año.

Pantalla plegable Samsung

Todas las diferencias de un móvil con pantalla plegable

El teléfono mostrado por la compañía coreana se dobla como un libro. Cuando está cerrado, parece un teléfono al uso. Cuando se abre, muestra una pantalla interior de 7,3 pulgadas. Es un tamaño suficiente para que el terminal pueda tener activas y mostrar hasta 3 aplicaciones a la vez.

Para llegar a dicho nivel de eficacia se necesita que el software instalado en el dispositivo soporte este tipo de visualización. El objetivo se ha alcanzado, ya que Google, encargado del desarrollo de Android, anunciaba que daba soporte técnico a estos dispositivos plegables antes incluso de su primera presentación pública.

Las palabras del equipo de Google ante los desarrolladores de aplicaciones permitieron deducir, además, que este tipo de dispositivo llegaría el próximo 2021.

Los portátiles se suman a las pantallas flexibles

Después de los móviles, los portátiles también se suman a la tendencia de las pantallas flexibles. Lenovo mostraba hace pocos meses el primer portátil con pantalla plegable, concretamente una de tipo OLED, con 1920×1440 píxeles de resolución y 13,3 pulgadas de tamaño. La pantalla, desarrollada por LG, ocupa las 2 mitades del espacio interior del portátil, incluido dónde iría normalmente el teclado, por lo que el equipo se puede plegar para convertirlo en una pantalla plana de 13 pulgadas.

Portátil Lenovo con pantalla flexible

Lenovo, que ha trabajado en este producto durante 3 años, confirma que este portátil es un dispositivo completo, listo para reemplazar a cualquier ordenador y no un mero gadget secundario o complementario.

Las dos partes que componen el portátil Lenovo tienen baterías, por lo que no es muy pesado. Incorpora una bisagra rígida, adecuada para sostener la pantalla en casi cualquier ángulo hasta 180 grados.

La propuesta de trabajo se redondea con un lápiz Wacom, que permite escribir y dibujar en la pantalla. El conjunto equipa una cámara IR para la autenticación con reconocimiento facial, así como 2 puertos USB tipo C.

¿Pantallas plegables: postureo o revolución?

Para algunos analistas, las pantallas plegables son el camino para añadir valor diferencial a los equipos, al tiempo que se insufla un nuevo aire a un mercado ya maduro. El objetivo es diferenciar aún más estos terminales de sus predecesores.

Pantalla plegable Lenovo

Las dudas a despejar con respecto a estos terminales se centran tanto en su precio como en su duración y fiabilidad. Samsung asegura que la pantalla presentada se puede plegar cientos de miles de veces, lo que garantizaría su uso durante 5 años sin que rendimiento y apariencia se vean mermadas.

¿Estamos ante el futuro tecnológico? Para saber cómo responden fabricantes a las exigencias de calidad de los usuarios, el horizonte de 2021 está cada vez más cerca para comprobar los avances de esta silenciosa revolución tecnológica. ¿Las pantallas plegables han venido para quedarse?