Cambios de normativa en las sillas de coche para niños.

Normativa para sillas de coche para bebé

Europa da un paso más en la protección de los más pequeños que viajan en vehículos privados con i-Size. Una nueva regulación europea de seguridad para los Sistemas de Retención Infantil (SRI), que se ha desarrollado especialmente para las sillas de coche para niños y bebés con ISOFIX.

La normativa i-Size o R129, que cubre las sillas de coche para bebé desde el nacimiento hasta los 105 cm entró en vigor en 2013, pero sólo era una primera fase de una norma que iría poco a poco evolucionando. La segunda fase de la norma R129 entró en vigor en verano, incorporando algunos cambios respecto a la norma existente R44/04.

Esta segunda fase de la norma tiene un impacto mayor en las sillas de coche para niños de más de 100 cm. Las cuatro claves fundamentales de esta norma son:

  1. Los dispositivos ahora ya no se catalogan por el peso, sino por la estatura de los niños, una variable mucho más fácil de conocer por los padres.
  2. Otra mejora en la R129 respecto a la R44/04 es el mejor ajuste en los vehículos, gracias a los acuerdos con los fabricantes de coches.
  3. La ley ya no no obligará a la utilización de los sistemas ISOFIX para las sillas de coche para niños de 100 a 150 cm, sino que será opcional.
  4. Los fabricantes están obligados a que sus productos superen duras pruebas en colisiones tanto frontales como laterales. Los nuevos SRI ya son compatibles con los airbags de cortinilla que se montan en los laterales del vehículo. Evitan que la cabeza del pequeño salga del SRI y pueda quedar atrapado, por ejemplo, entre las cortinillas laterales y las puertas.

Desde que la segunda fase de la R129 entró en vigor (verano de 2017), la norma anterior R44/04 para estos productos no quedó derogada, continua vigente durante los próximos años. Como resultado, los usuarios pueden elegir si desean tener el mayor nivel de seguridad europeo existente o limitarse a cumplir el nivel de seguridad vigente en la actualidad. Sin embargo la R129 no permite la venta de elevadores sin respaldo para niños de menos de 125 cm; todos los elevadores vendidos a partir del verano de 2017 con la norma R129 vigente deben tener respaldo. Los nuevos elevadores que se desarrollen sin respaldo sólo pueden ser utilizados por niños de más de 125 cm. Los modelos más antiguos que permitan a los niños de menos de 125 cm viajar sin respaldo se venderán, pero sólo durante un tiempo limitado.

Esto implica que todos los niños de menos de 125 cm deberían usar un elevador con respaldo para su seguridad. Los elevadores con respaldo aseguran un mejor encaminamiento del cinturón de seguridad alrededor de los hombros y una protección mejorada en caso de impactos laterales.

Si buscas un coche familiar, conoce la gama de coches de renting para particulares de Bansacar.

2 comentarios

  1. Muy interesante este post. Y me parece totalmente acertado el cambio de normativa. Tiene mucho más sentido a esas edades tener en cuenta la estatura de los pequeños que su peso. Y además era ya necesario la compatibilidad de los dispositivos con los airbags laterales. Gracias por compartir este artículo. Un saludo!.

  2. Excelente información, es necesario que se den a conocer este tipo de regulaciones para que los padres puedan tener consciencia de la forma en que sus hijos pueden estar más protegidos cuando viajan en coche. Además que bajo esta normativa también se indica que la silla sea colocada en sentido contrario a la marcha, con lo cual de haber un choque, el mayor impacto sería al respaldo del asiento y no al niño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + 17 =