Trucos para saber si tus neumáticos están desgastados

neumaticos desgastados

Los únicos puntos de unión de tu turismo, SUV, 4×4 o furgoneta con el asfalto son los neumáticos. Si están más desgastados de lo debido comprometerán la seguridad dinámica de tu coche, desperdiciando los esfuerzos de los equipos electrónicos encargados de recortar metros en la frenada o de mantenerte dentro de la carretera.

Esas 4 superficies de goma, más pequeñas que las suelas de unas zapatillas de deporte, necesitan pocas atenciones. Debes conocer, eso sí, sus puntos débiles como si fueras un profesional para evitar cualquier susto.

Secretos profesionales que evitan accidentes

Repasa algunos trucos que te indicarán si puedes confiar en tus neumáticos cuando el asfalto se muestra deslizante o si vas a sufrir un reventón mientras ruedas alegremente por la autovía. Es una cuestión de desgaste.

  1. Utiliza una moneda de 1 euro para conocer la profundidad del dibujo en la banda de rodadura. Es el truco más sencillo y eficaz. Si la corona dorada queda oculta al introducir la moneda en los canales centrales tienes más de 1,6 milímetros de profundidad de dibujo. Es el mínimo permitido por la ley. Debes pensar en un cambio inmediato de los neumáticos de cada eje si alguno de ellos se aproxima ya a esa cifra límite.
  2. Examina, a simple vista, la banda de rodadura de cada cubierta. Muchos neumáticos llevan avisos en su parte central para indicarte que debes proceder a su sustitución cuando te acercas ya a 1,6 milímetros de profundidad.
    Si los neumáticos de tu coche tienen demasiados kilómetros verás también que los canales de drenaje están cortados por unos diques transversales. Son los signos de un desgaste extremo.
  3. Repasa con la vista y con las manos los flancos de cada uno de tus neumáticos. Si percibes el menor abultamiento extraño o el menor corte dirígete a un taller profesional. Son defectos que señalan un desgaste excesivo de la estructura interior.
    Al descuidar este aspecto se multiplican los riesgos de reventón al rodar rápido o con una carga elevada.
  4. Si conduces habitualmente con los neumáticos bajos de presión verás que en la banda de rodadura hay dos grandes zonas de desgaste longitudinal cerca de los flancos. Tienes que inflarlos debidamente, pero sin pasarte. Una presión por encima de la recomendada puede arruinar la vida de la cubierta, ya que la zona central de la banda de rodadura se gastará muy deprisa.
  5. Tienes un problema cuando la banda de rodadura de los neumáticos de tu coche está desgastada de forma escalonada, con peldaños transversales cada cierta distancia. Es el signo claro de un mal equilibrado de las ruedas, que deja tus neumáticos fuera de juego en un abrir y cerrar de ojos. Es un fenómeno pernicioso, que puede darse en cualquier neumático del coche, tras un bordillazo brutal, tras chocar contra cualquier bache en el asfalto, o tras perder los plomos de equilibrado.

Neumáticos: de 6 a 9 milímetros de espesor de goma

Es una pregunta habitual. ¿Cuánta goma tiene una cubierta de turismo cuándo esta nueva?
Tenemos que dar dos respuestas. Si se trata de un neumático estándar tiene 6 milímetros. Si se trata de neumáticos tipo All Season, eficientes en todo tipo de climatologías, tienen 9 milímetros, lo que garantiza un mayor kilometraje útil.

Ahora, con todos estos trucos, serás capaz de sacar el máximo rendimiento de los neumáticos de tu coche, siempre desde una perspectiva de seguridad tanto para ti como para los demás conductores.

Si tienes un coche en renting con Bansacar, acude ante cualquiera de estos signos a tu taller de neumáticos o pídenos cita previa a través de la App Bansacar, nuestros profesionales te asesorarán sobre el cambio de neumáticos cuyo coste ya está incluido en la cuota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + catorce =