Por qué están de moda los neumáticos All Season

Ya puedes decir adiós a las cadenas, adiós a la incomodidad de montar y desmontar esos artilugios en medio de un frío intenso o de una ventisca.

Los neumáticos All Season evitarán daños en las manos y en la mecánica de tu coche al ahorrarte montar cadenas. También te evitarán que te pare la Guardia Civil en un control por carretera helada o repleta de nieve.
Sí, neumático All Season. Es diferente de la cubierta estándar, la montada hasta ahora por cualquier coche, que pierde gran parte de su adherencia cuando la temperatura ambiente baja de 7 grados o debe enfrentarse a hielo, nieve o a lluvia torrencial.

Es, también, diferente del neumático de invierno, muy poco eficaz en cuanto la temperatura ambiental supera esos 7 grados centígrados, por lo que debe sustituirse con la llegada de los primeros calores.

Los neumáticos All Season son neumáticos estándar, los de toda la vida, que incorporan compuestos de goma eficaces en cualquier temperatura, y unos dibujos especiales de banda de rodadura que permiten superar cualquier desafío climatológico.

Estos neumáticos de nueva generación, también conocidos como 4S, 4 estaciones, son los mejor adaptados al tráfico cotidiano en, prácticamente, 38 provincias de la geografía española.

Neumáticos All Season en 5 fogonazos

Menos del 5 por ciento de los automovilistas españoles conoce el neumático All Season. ¿Cuáles son sus diferencias con respecto a los neumáticos estándar y los neumáticos de invierno?

  1. El agarre extremo en aceleración, en frenada y en curva en cuanto las temperaturas caen por debajo de 7 grados centígrados. Su adherencia es casi igual a la ofrecida por las cubiertas de invierno y muy superior a la ofrecida por una cubierta estándar.
  2. La capacidad para rodar sin desgastes extras en pleno verano y con temperaturas altas. Las All Season son cubiertas para las 4 estaciones y no tienen que cambiarse cuando llega el calor. Están preparadas para soportar los climas más cálidos.
  3. Circular sin cadenas en situaciones en las que es obligatorio su uso por nieve o hielo. El All Season, al igual que el neumático de invierno, incorpora el distintivo clave en sus flancos: una montaña con un copo de nieve dentro de su silueta, que facilita el reconocimiento por parte de los agentes de Tráfico.
  4. Mayor vida útil. La profundidad del dibujo en la banda de rodadura de un All Season es de 9 milímetros, frente a los 6 milímetros de un neumático convencional. Recuerda que el mínimo para rodar seguro y dentro de la legalidad es 1,6 milímetros.
  5. Permiten el montaje de códigos de velocidad inferiores a los homologados para cada coche, con el consiguiente recorte en el precio final. Cuando hagas la sustitución de los neumáticos estándar por los All Season tendrás que poner un adhesivo en el parabrisas con el código de velocidad elegido, para que recuerdes los nuevos límites.

Detalles extras que aclaran las últimas dudas

Los All Season de primeras marcas se han comparado en circuito y a temperaturas veraniegas con los mejores neumáticos estándar. Los tiempos han sido casi idénticos, lo mismo que los desgastes generados en ambos tipos de cubiertas por vueltas al límite.
Son algo más caros que los neumáticos clásicos, entre un 7 y un 10 por ciento más, pero si circulas por provincias que sufren inviernos con bajas temperaturas, merecen la pena.

Si contratas un renting Bansacar consulta a tu asesor si quieres que tu vehículo incorpore neumáticos All Season, es una garantía de circulación más segura en todo tiempo.