Cómo nos afecta la Impresión 3D, descubre su potencial

Hyperllop

La impresión 3D ya está aportando importantes beneficios a las empresas. Gracias a este tipo de impresoras, diseñadores y fabricantes de cualquier tipo de producto pueden comprobar si su creación cumple con las expectativas antes de realizar la fabricación en masa. Las impresoras 3D permiten ahorrar en costes hasta ahora inevitables, mejorando, además, los productos que llegan al usuario final.

Ayudante de diseño y creación

Una de las aplicaciones más tangibles de impresión 3D está presente en el proyecto Hyperloop, que conformará un nuevo sistema ultra rápido para el transporte de mercancías y personas. Para crearlo, la compañía ha organizado diferentes concursos abiertos a las mentes más prodigiosas, que ayudarán en esa tarea de creación. Un equipo español inmerso en dichos procesos está empleando la impresión 3D para el diseño de los vehículos que viajarán dentro de los tubos. Así se comprueba, a escala, la viabilidad de los diseños y la magnitud de los obstáculos para su puesta en marcha.

Pero no hace falta irse a industrias muy futuristas y tecnológicas para comprobar las posibilidades del 3D. De hecho la tecnología también está dando la vuelta a industrias y mercados muy establecidos, con larga tradición y en los que nunca te hubieras planteado que la impresión 3D tenía mucho que ofrecer.

Por ejemplo, Fama es una empresa de sofás que está utilizando la impresión 3D. Utilizan estas impresoras, desde hace un par de años, para crear prototipos tanto de determinadas partes de un sofá, como pueda ser una pata, como para la impresión del producto entero. Además del ahorro de costes que conlleva, la compañía asegura que gracias a esta tecnología han podido mejorar sus diseños y ver si algunas de sus ideas podían plasmarse realmente en un producto final.

Aunque el coste inicial de estas nuevas tecnologías resulte elevado, los ahorros que generan rentabilidad en poco tiempo su inversión, máxime si se utilizan soluciones de leasing mobiliario que permiten acogerse a ciertas ventajas fiscales y reparten el esfuerzo financiero de adquisición en un plazo de varios años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =