Furgonetas, trucos para ahorrar en cada desplazamiento

Furgoneta

¿Tu furgoneta  está perdiendo rentabilidad y además tienes que enfrentarte a un sinfín de gastos? ¿Tienes que ahorrar en todos los capítulos imaginables para enfrentarte a las continuas subidas de precio del gasóleo, de los neumáticos o del mantenimiento?

No te preocupes, hay mucho margen de mejora, tanto que podrás compensar esas alzas casi por completo. Sigue estos trucos simples que van a mejorar tu experiencia de conducción y aumentarán la vida útil de tu vehículo de transporte.

1. Rebaja el desgaste de los neumáticos de tu furgoneta

Pierdes hasta el 25 por ciento de vida útil de las cubiertas si circulas con un 20 por ciento menos de la presión recomendada por el fabricante del vehículo. Llegas a sacrificar hasta el 65 por ciento del kilometraje total si las cubiertas tienen el 40 por ciento menos de la presión correcta.

Te lo contamos con números. Si las ruedas de tu furgoneta deben inflarse a 2,2 atmósferas y circulas con 1,3 atmósferas o menos te quedarás sin neumáticos en poco más de 25.000 kilómetros. Se trata de un verdadero derroche, ya que esas cubiertas circularían con seguridad más de 40.000 kilómetros.

No es lo mismo gastar 4 juegos de neumáticos en 100.000 kilómetros que utilizar poco más de 2 juegos en ese mismo periodo y moverse, al mismo tiempo, con el mejor aplomo, sin inseguridades de ningún tipo.

2. Detén el motor cuando te paras para una gestión

Mantener el motor en marcha mientras tu furgoneta está parada y realizas gestiones es un gesto caro, contaminante y arcaico. Es el peor vestigio de tiempos en los que no había confianza ni en la batería ni en el motor de arranque. Solo sirve para derrochar euros por el tubo de escape y hacer visitas extras al taller.

Con esa práctica consigues que tu vehículo contamine sin necesidad alguna. Erradica dicha costumbre, ya multada en muchos países, y disfrutarás con un buen “pellizco” al hacer el balance anual de la actividad de tu vehículo, o de tu flota.

3. Olvida para siempre los “bordillazos”

Es una costumbre, mala costumbre, que acaba con las cubiertas en un abrir y cerrar de ojos, disparando las facturas de mantenimiento del vehículo.

El problema es tan grave que los constructores de neumáticos están recurriendo a sus expertos en rallyes para desarrollar las cubiertas específicas para furgonetas. Aplican las enseñanzas recogidas en las pruebas de asfalto o tierra, con coches que ruedan cruzados mucho tiempo mientras sus ruedas golpean lateralmente piedras, ramas, taludes, etc.

Recuerda, también, que esos «bordillazos» pasan factura al sistema de dirección. Desajustan todo el sistema y averían un componente siempre caro de reparar.

4. No sobrecargues tu furgoneta

Respeta al máximo los límites de peso que indica el fabricante del vehículo. Los kilos extra suponen más esfuerzos para la mecánica, consumos extras y, de nuevo, mayor desgaste para las cubiertas. Es una de las claves para arruinar la economía de marcha.

Cuando deposites la carga en tu vehículo hazlo de forma suave, sin tirar el material pesado de un solo golpe. Ese tipo de castigo daña el conjunto de suspensión y puede deformar algún elemento, comprometiendo la estabilidad del conjunto. Te juegas tu seguridad, la de tus acompañantes y la de los objetos transportados.

5. Tres por ciento menos de gasóleo solo por revisar las presiones

Estás regalando mucho dinero a las estaciones de servicio por no comprobar las presiones cada 1.000 kilómetros aproximadamente. Recuerda que la operación debes realizarla cuando los neumáticos están fríos, es decir, cuando han cubierto menos de 5 kilómetros.
Sigue las recomendaciones del fabricante de tu vehículo al pie de la letra.

Siguiendo estos pasos podrás optimizar tu furgoneta o flota al máximo, pero si además quieres despreocuparte de otros posibles dolores de cabeza como son las averías, el seguro, el mantenimiento… pásate al renting Y despreocúpate. En Bansacar tenemos una amplia oferta de furgonetas  y si no encuentras la que buscas, pídenos la que más se adapte a tus necesidades.