¿Conoces las diferencias entre coches híbridos y eléctricos?

coches-hibridos

La electricidad se confirma como clave para entender el automóvil del mañana. El coche eléctrico al 100 por 100 es el objetivo final, pero la transición no va a ser instantánea. Ni la industria del motor ni la infraestructura técnica que nos rodea está preparada para una demanda de voltios y watios al por mayor. El coche híbrido se ha convertido, por tanto, en el protagonista de ese salto hacia la electrificación.

¿Qué es un coche híbrido? Es aquel automóvil que combina un motor eléctrico y una mecánica de combustión interna, según diferentes esquemas técnicos, para:

  1. Recortar el consumo en todos los escenarios, especialmente en tráfico urbano.
  2. Disminuir el nivel de contaminantes, gaseosos y acústicos, dos aspectos que se están restringiendo en todas las ciudades del Planeta.

1º paso hacia la electrificación, coche híbrido

El objetivo “Cero emisiones” se vislumbra en el horizonte, sí, pero solo queda al alcance de automóviles impulsados por motores eléctricos y equipados con baterías de gran capacidad. Los eléctricos puros se alimentarán de la propia red, mientras que los coches híbridos de hidrógeno confiarán gran parte de dicho suministro eléctrico a un motor del tipo pila de combustible, alimentado por agua.

Conozcamos ahora las peculiaridades de cada una de las soluciones técnicas comenzando por el coche híbrido básico.

El automóvil hibrido equipa: una mecánica de combustión interna, casi siempre de gasolina; un motor eléctrico; y un conjunto de baterías de capacidad limitada. La autonomía en modo eléctrico va de 5 a 15 kilómetros y  solo se puede rodar en congestión urbana a velocidades por debajo de 50 por hora.

Los precursores en este tipo de propulsión, los Honda Insight, que llegaron en 1999, y los Toyota Prius, lanzados en 1997, han evolucionado hasta modelos como los Toyota RAV4 o los Hyundai Ioniq, referentes del mercado actual. La gama Ioniq reúne las 3 propuestas técnicas, lo que nos permite encontrar las diferencias entre las soluciones. El Híbrido consume 3,4 litros de gasolina a los 100 kilómetros, emite 79 gramos de dióxido de carbono al kilómetro e incorpora una batería de polímero de litio con una capacidad de 1,56 kilowatios/hora.

2º paso, coche híbrido enchufable o “plug in”

Son los híbridos de segunda generación. Utilizan la energía suministrada por la red eléctrica para recargar sus acumuladores, pero no renuncian a la energía proporcionada por la mecánica clásica.

El coche híbrido enchufable incluye: mecánica de combustión interna, motor eléctrico, baterías y un conector a la red eléctrica, que permite alimentar el conjunto de acumuladores tanto en las “electrolineras” como en el propio hogar. Es el detalle que lo cambia todo.

Esa energía eléctrica proporcionada por la fuente externa llega a baterías con más capacidad, lo que permite aumentar la autonomía en modo “eléctrico puro” hasta 50 kilómetros o más. También facilita rodar hasta 80 por hora sin una gota de gasolina.

Volvamos al Ioniq, ahora en versión Híbrida Enchufable, para comprobar las diferencias. Consume 1,1 litros de gasolina a los 100 kilómetros, emite 26 gramos de dióxido de carbono al kilómetro y monta una batería con 8,9 kilowatios/hora de capacidad.

Paso definitivo, eléctrico puro

Los elementos clave del automóvil eléctrico, motor, batería y conector a la red, son prácticamente los mismos que ya estaban en el primer coche que superó los 100 por hora, el Jamais Contente, en 1899, o en uno de los primeros 4×4 de la historia, el Lohner, creado por Porsche en 1900, con un motor en cada rueda.

La mejora en capacidad de almacenaje de las baterías, clave de la nueva generación de eléctricos, posibilita una autonomía de 200 kilómetros para un familiar de tipo medio y se llegará a 350 kilómetros, como promedio, en 2020.

El Hyundai Ioniq en versión eléctrica se resume así: 0 litros de gasolina a los 100 kilómetros, que se recorren con poco más de 2 euros de energía, y 0 emisiones contaminantes. La batería, también de polímero de litio, tiene 28 kilowatios por hora.

Acelerón del mercado español en 2017

En España se han comercializado algo más de 64.000 unidades de coches híbridos, híbrido enchufables y eléctricos a lo largo de 2017, lo que representa un casi un 80 por ciento más que en 2016.

De esta manera, se confirma así la tendencia de electrificación del parque automovilístico, al cual le espera un futuro más que prometedor según las tendencias actuales del mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − cuatro =