Cómo electrificar tu plaza de garaje

Has decidido electrificar tu transporte cotidiano. Ya tienes en mente un automóvil híbrido enchufable o, directamente, un coche eléctrico, como elemento clave de tu movilidad. Es una elección idónea.
Tu compromiso personal con el medioambiente, por un lado, más paquetes de ayudas estatales y autonómicas a vehículos alternativos, facilitan ese tránsito de los combustibles fósiles a la electricidad.
La primera pregunta que surge se resume así ¿dónde recargar las baterías?
Quieres explotar las tarifas que disfrutas ya en tu hogar y no deseas perder tiempo buscando una de las escasas plazas públicas de recarga. Tampoco quieres pagar los precios poco competitivos de la electricidad en dichos postes de servicio.

1. La energía de mi casa

Necesitas electrificar tu plaza de garaje. Es un proceso que no se resuelve con un enchufe cualquiera en el aparcamiento de tu vivienda unipersonal ni de tu garaje comunitario.
En la primera situación tendrás una potencia de recarga mínima y necesitarás una toma de tierra, por seguridad. En el segundo caso te enfrentarás al empleo de una corriente eléctrica que pertenece a la comunidad de vecinos. Y puedes imaginar los problemas que eso conlleva.
Necesitas un circuito exclusivo para electrificar tu garaje.

2. Normas de referencia

Existe un escenario legal desde 2014 que regula el montaje de la estación de recarga. Dicho reglamento exige un circuito exclusivo tanto si instalas un punto simple de recarga como si adoptas una base mural de recarga, con sus enchufes Schuko y Menekes. La potencia del circuito será siempre inferior a 9,2 Kilowatios.
¿Qué diferencia el punto simple de recarga de la base mural, que también se conoce como “wallbox”? La interactividad con una red inteligente.
El punto simple no te transmitirá ningún dato instantáneo, mientras que el “wallbox” te permitirá integrar todo el equipo, con circuito incluido, en una red inteligente, siempre lista para economizar tu factura de luz.

3. Si aparcas en el garaje de una vivienda unifamiliar

Has hecho pleno. Eres el perfil idóneo de usuario de coche eléctrico o híbrido enchufable. Solo necesitarás adecuar la instalación a partir del enchufe que tengas a tu disposición.
La propuesta de Inexo Energía para modelos eléctricos de Renault, que utiliza el propio cuadro eléctrico de la casa, es de 1.885 euros más IVA. Te ofrece un único enchufe Menekes, el mismo incorporado por cualquier coche eléctrico en su manguera de conexión.
Puedes, si deseas, mantener el enchufe original de tu garaje, que será del tipo Schuko hembra, con sus orificios clásicos y, por supuesto, con toma de tierra efectiva. Recuerda, eso sí, que este último solo te servirá para procesos ocasionales de recarga, ya que solo admite 10 Amperios y 2,3 Kilowatios de potencia, lo que se traduce en largos tiempos de recarga.

4. Si tu plaza de aparcamiento está en un garaje comunitario

Quita cualquier miedo de tu cabeza, ya no necesitas la aprobación por parte de la comunidad de vecinos, ni ningún trámite complicado. Todo es mucho más sencillo en cuanto se refiere a gestiones burocráticas.
Desde la modificación de la Ley de Propiedad Horizontal, realizada en 2009, solo necesitas comunicar por escrito tu voluntad de instalar un punto de recarga en la plaza que tengas asignada. Debes enviar dicha notificación al presidente de la comunidad o al administrador. Guarda una copia con fecha y con firma.

5. Cuando llega la instalación

Recuerda que necesitas un segundo contrato con tu compañía eléctrica para moverte dentro del reglamento actual.
Vas a instalar un punto de recarga normal, aceptado por todos los coches eléctricos del mercado. Será un punto con 16 Amperios de intensidad y una potencia máxima de 3,7 Kilowatios.


Te enfrentas a 3 opciones antes de lanzar los cables, cuyo costo está dictado por su longitud. Puedes realizar la electrificación desde tu contador general, que estará cerca del garaje; desde el cuadro de fusibles de tu vivienda; o contratar una nueva línea específica para tu plaza de garaje.
Los cables deben permanecer ocultos en las zonas comunes en todos casos y los trabajos necesarios para cableado e instalación saldrán de tu bolsillo. Tienes que ser muy minucioso en este capítulo, contando siempre con el asesoramiento de especialistas certificados.

6. Si conectas desde tu propio cuadro de control, DGMP

Es la solución más simple, aunque no más económica. Prepara ya 1.900 euros, en números redondos, para resolver el desafío.
Podrás instalar el interruptor automático y el interruptor diferencial junto al cuadro general de tu propio hogar, conocido como dispositivo general de mando y protección, o DGMP. Así tendrás todo bajo control. También podrás añadir un contador específico.
Si eliges esta modalidad debes consultar la potencia contratada para tu hogar. Normalmente tendrás la potencia del pequeño consumidor, siempre inferior a 10 Kilowatios. Debes redoblar las precauciones para no tener todos los equipos eléctricos de tu hogar en acción al mismo tiempo que recargas el coche.
La calculadora Lumios, incluida en la web de Red Eléctrica, www.ree.es, te aclarará cuales son los periodos idóneos para recargar la batería con el menor coste posible.

7. Si lo haces desde tu contador personal

Recurre a tu contador personal, que suele estar en la planta calle, si no puedes conectar el punto de recarga a tu cuadro de control.
Debes aplicar todo lo dicho en el punto anterior.
Las propuestas de diferentes especialistas se acercan a los 1.900 euros, caso de CochesCargadores.com.
Dichos presupuestos incluyen desde el enchufe tipo Menekes, en un punto de recarga que funciona con 16 Amperios y 3,7 Kilowatios, hasta un cable de conexión de 20 metros como máximo. Cada metro extra de cable se factura a 10 euros y cada pasamuros a 60 euros.

8. La solución extrema: desde el contador general del garaje

Entras ya en un terreno pantanoso. Tienes que comunicar tus intenciones a la comunidad de vecinos y, mucho más importante, tienes que conseguir su aprobación por partida doble. Casi, casi misión imposible.
Deben aprobarte esa conexión al contador general del garaje y deben autorizarte el pago mensual a la comunidad de tu consumo. Este apartado es especialmente vidrioso, ya que la comunidad no puede comercializar electricidad, pero hay fórmulas legales alternativas.

Como te decíamos, ya has entrado en un área nebulosa. Tienes que instalar un segundo contador para medir el consumo del punto de recarga.

9. De tú a tú con la empresa eléctrica encargada del suministro

Hasta ahora hemos hablado, exclusivamente, de montadores particulares, especialistas en este tipo de servicios. Es el caso de especialistas como: Inexo Energía, www.inexo.es, que trabaja solo para Renault; Coches Cargadores, www.cochescargadores.eco ; o Emopa, www.emopa.es. Pero las grandes eléctricas también ofertan soluciones.
Es el caso de Iberdrola, a través de su servicio Recarga Verde https://www.iberdrola.es/servicios/vehiculo-electrico/recarga-verde Comercializa el punto de recarga con un precio de 593 euros ya con el IVA correspondiente, más un desembolso de 1.600 euros si se instala en garaje comunitario o de 1.100 euros si se trata de vivienda unifamiliar.
La otra grande, Endesa, también propone su Soluciones Integraleshttps://www.solucionesintegralesendesa.com/solucion-integral-recarga-vehiculo-electrico Añade una tarifa singular, denominada Tempo Zero Vehículo Eléctrico, que permite cubrir hasta 10.000 kilómetros con el coche eléctrico sin desembolso alguno en suministro eléctrico.
Debes suscribir, en ambos casos, un contrato por un tiempo determinado, que suele ser de 36 meses, y debes amortizar esa instalación a lo largo de dicho periodo. Podrás elegir si adquieres o alquilas el propio equipo de carga.

10. ¿Pueden desenchufar el cable de alimentación de mi coche?

Eres un usuario primerizo en términos de coche eléctrico o enchufable y te preocupa que puedan desconectar tu vehículo del punto de recarga. Tranquilo, es prácticamente imposible.
Puedes bloquear tu punto de recarga de mil maneras, desde cerradura clásica hasta sistema de protección con mando RFID, el que emite ondas de radio.
Tampoco podrán desconectar la manguera de tu coche. Solo puede extraerse cuando desbloqueas las puertas y el capó con el mando a distancia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − cuatro =