Cómo debes arrancar tu coche si se queda sin batería tras el confinamiento

Arrancar el coche tras el confinamiento

Con el comienzo de la desescalada, las previsiones marcan el regreso paulatino de algunas áreas productivas: comercios locales, bares, restaurantes… que se unen a la movilidad ya permitida en el estado de alarma. Si no has tenido la posibilidad de mover tu vehículo durante el confinamiento o no tan a menudo como se necesitaba, quizá tu coche se haya quedado sin batería. ¿Qué debes hacer entonces para tratar de ponerlo en marcha antes de llamar al seguro o acudir a un taller? Te contamos cómo arrancar tu coche si se queda sin batería tras el confinamiento.

Precaución durante el confinamiento

Lo ideal, en el caso de que todavía no puedas coger el coche tan a menudo como lo hacías antes, es seguir una serie de pautas para que la batería del coche no se descargue. Los mecánicos aconsejan que hagas el mantenimiento de la batería en parado, sin necesidad de sacar el coche del garaje o de donde permanezca estacionado.

  • Desconectar los bornes. Si el período de inactividad es prolongado, una buena medida es desconectar los bornes de la batería, de este modo no se descargará durante el tiempo que esté parado. En el caso de los coches eléctricos, una vez que vuelvas a conectarlo, deberás introducir un código ya que se desconfigurará el sistema electrónico. Este código está reflejado en el manual del vehículo.
  • Encender en parado. Si no quieres optar por una opción tan drástica, es aconsejable encender el coche al menos una vez por semana o cada diez días. Si no tienes posibilidad de moverlo, deja el motor en marcha 10-15 minutos y procura que el motor alcance 1.500 o 2.000 rpm. De este modo la batería se cargará de nuevo.

El coche no enciende, ¿qué hago? 

Si no has tenido la posibilidad de hacer el mantenimiento del vehículo durante el confinamiento la Dirección General de Tráfico (DGT) aconseja que, antes de volver a utilizarlo, revises tu coche para comprobar que se encuentra en perfecto estado. Normalmente, tras un parón de estas características, aquello que más sufre en un vehículo es la batería ya que, sobre todo si no es nueva, puede llegar a descargarse en 15 días si el coche está completamente parado. Si este es el caso puedes optar por varias vías antes de llamar al seguro de tu coche.

Cómo utilizar las pinzas de arranque 

No es lo más efectivo para arrancar el coche durante el confinamiento puesto que necesitas un coche donante y esto te obliga a ponerte en contacto con otra persona. Aún así es el método más común y al que tienen acceso la mayoría de conductores. Debes tener en cuenta también que, en la mayoría de los coches modernos, la electrónica prácticamente lo controla todo y el uso de pinzas puede producir picos de tensión que dañen el sistema eléctrico por lo que, si no estás seguro de cómo proceder, quizá es mejor dejar que lo haga un especialista. Aún así, la mayoría de personas que utilizan las pinzas de coche no han tenido mayor problema con su uso.

Batería

Necesitas un coche donante y unas pinzas de arranque. Antes de comenzar, asegúrate de que las pinzas estén en buen estado, para que no haya ningún problema a la hora de utilizarlas. A continuación sigue estos pasos:

  1. Sitúa un coche junto al otro para los cables de las pinzas puedan llegar de una batería a otra; pero ten cuidado que no se toquen ya que esto podría crear un cortocircuito.
  2. Comprueba la polaridad de las baterías y su tensión. En los turismos convencionales lo normal es que sean de 12v.
  3. Conecta las pinzas rojas a los bornes positivos de ambos coches y las pinzas negras a los bornes negativos.
  4. A continuación enciende el coche donante y conecta las luces. De este modo, si hay un pico de tensión, este irá al sistema de iluminación y no al eléctrico.
  5. Enciende el coche al que le falta batería y espera unos segundos para que la batería se cargue. Después trata de encenderlo. Si no ocurre espera de nuevo otros 10 segundos. Si aún así no enciende, desiste y espera unos minutos ya que las pinzas puedan calentarse y hay que esperar a que enfríen.
  6. Si ya has conseguido encender el coche descargado, es hora de quitar las pinzas. Realiza esta acción en orden inverso al de colocación. Quita primero el cable negro del coche descargado y después del coche donante. Posteriormente quita el cable rojo del coche sin batería y, finalmente, del coche auxiliar.
  7. Deja el coche encendido durante una media hora para que la batería se cargue completamente o, si tienes posibilidad, hazlo rodar durante unos 15 minutos.

En el caso de coches híbridos o coches eléctricos el procedimiento sería el mismo. En el caso de los híbridos se puedan utilizar las pinzas sin problema ya que es la batería de 12v la que se encarga de encender el motor. En ambos casos puedes consultar el manual del vehículo en el que vendrán todas las instrucciones al respecto. En todos los casos, si no estás seguro de cómo utilizar las pinzas, te aconsejamos que llames a tu seguro para que un especialista se haga cargo del encendido de la batería.

Arrancador de batería portátil 

Tener un arrancador de batería portátil o ‘power bank’ quizá no es lo más común, pero durante estos días es la opción más recomendable, ya que evitas tener que ponerte en contacto con otras personas. Además, los arrancadores suelen tener un sistema que evitan que haya picos de tensión, por lo que podrás utilizarlos con total seguridad en el caso de coches eléctricos. Pero, ¿cómo se utiliza un arrancador de batería portátil? El sistema es más sencillo. Solo debes comprobar que tu propio arrancador está cargado (la carga se hace, normalmente mediante electricidad). A continuación, sigue estos pasos: 

  1. Comprueba que tanto el arrancador como el coche están apagados. Por precaución, saca la llave del contacto también para evitar posibles cortocircuitos.
  2. Conecta el cable rojo al borne positivo de tu coche y el cable negro al borne negativo o toma de tierra.
  3. Enciende el arrancador de batería portátil y conéctalo si tiene un botón de seguridad de encendido.
  4. Espera unos segundos y trata de arrancar el coche. Como en el caso de las pinzas, realiza esta acción solo un par de veces antes de seguir intentándolo, para evitar el calentamiento, en este caso, del arrancador.
  5. Una vez encendido el coche, apaga el arrancador y desconéctalo de tu coche.
  6. Mantén tu coche encendido durante 20-30 minutos o ruédalo si tienes posibilidad.

Llamar al seguro del coche 

Si ninguna de estas opciones te han servido ya que, a pesar de ponerlas en práctica el coche no ha arrancado, es el momento de llamar al seguro de tu coche. Ten en cuenta que quizá la batería se haya dañado definitivamente ya que su vida útil oscila entre los 3 y 5 años. Pero, ¿tu seguro te asistirá durante el confinamiento? La respuesta es sí. La Asociación Española de Empresas de Auxilio en Carretera (ANEAC) garantiza el servicio de auxilio de vehículos durante el estado de alarma. El seguro enviará un especialista que, manteniendo todas las medidas de seguridad oportunas, tratará de arrancar la batería de tu coche y, en el caso de que no funcione, dispondrá todo para que la grúa traslade el vehículo al taller más cercano que continúe abierto. Según la Orden del Ministerio de Transportes TMA/259/2020, aprobada el 19 de marzo, se permite ‘’la apertura de talleres de reparación y mantenimiento de vehículos de motor, así como los establecimientos de actividades conexas de venta de piezas y accesorios con venta directa a los talleres de reparación, pero sin apertura al público general’’.

En resumen, si tu coche se ha quedado sin batería utiliza las pinzas o un arrancador de batería portátil. En caso de dificultad, avisa a tu seguro o acude a un taller. Puedes consultar también el mapa interactivo de talleres abiertos durante el estado de alarma habilitado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.