¿Es obligatorio el seguro de responsabilidad civil?

¿Es obligatorio tener seguro de responsabilidad civil en tu empresa?

Aunque no siempre es obligatorio el seguro de responsabilidad civil, suscribir un contrato de seguro de este tipo siempre es una buena idea, sobre todo para un empresario o autónomo.

Pongamos por caso que un cliente sufre un daño en su persona o en sus bienes mientras se halla en algún establecimiento. Si efectuara una reclamación contra los encargados y tuviera éxito, estos se verían obligados a pagar la indemnización correspondiente, a menos que contaran con la cobertura de un seguro de responsabilidad civil que lo hiciera por ellos.

¿Qué es la responsabilidad civil?

En España se define legalmente la responsabilidad civil como la obligación de reparar el daño causado a otras personas por nuestras acciones u omisiones, si ha habido culpa o negligencia por nuestra parte.

Esta obligación de reparar los daños que causemos, ya sea por imprudencia, impericia, o por no haber observado las normativas de aplicación en el desarrollo de nuestra actividad profesional o empresarial, se traduce en el pago de una cantidad de dinero en concepto de indemnización. Una cantidad que, en el caso de ciertas actividades, puede ser muy elevada e, incluso, si los daños son graves, suponer la quiebra de nuestro negocio.

Además, la ley establece que no solo somos responsables por los actos u omisiones propios, sino también por los de aquellas personas de quienes debamos responder. En el caso de empresas y autónomos, los dueños o directores de un establecimiento o negocio responden respecto de los perjuicios causados por sus empleados durante el ejercicio de sus funciones.

¿Qué es un seguro de responsabilidad civil?

La Ley de Contrato de Seguro nos indica en qué consiste este tipo de seguro: “por el seguro de responsabilidad civil el asegurador se obliga, dentro de los límites establecidos en la Ley y en el contrato, a cubrir el riesgo del nacimiento a cargo del asegurado de la obligación de indemnizar a un tercero los daños y perjuicios causados por un hecho previsto en el contrato de cuyas consecuencias sea civilmente responsable el asegurado, conforme a derecho”.

¿Es obligatorio el seguro de responsabilidad civil para una empresa?

La normativa que regula cada sector de actividad profesional o empresarial es la que determina cuándo es obligatorio el seguro de responsabilidad civil. Cuando procedamos a dar de alta nuestra empresa, la administración correspondiente nos informará de si en nuestro caso es obligatorio el seguro de responsabilidad civil para empresa.

Lo mismo sucede con los autónomos. Los colegios profesionales se ocupan de informar de todas las obligaciones que debemos observar al iniciar nuestra actividad. Así, para algunas profesiones como la abogacía o la profesión médica es obligatorio contratar un seguro de responsabilidad civil para autónomos antes de empezar a ejercer.

Ventajas del seguro de responsabilidad civil

El seguro obligatorio de responsabilidad civil, en los casos en que legalmente así venga establecido, constituye un instrumento que dota de seguridad no solo a los consumidores y usuarios de nuestros servicios profesionales o empresariales, sino también a los propios empresarios y autónomos. Sin la cobertura de las entidades aseguradoras, en muchas ocasiones estos no podrían asumir los riesgos que ciertas actividades llevan aparejadas. Sería el caso, por ejemplo, de empresas de transportes, deportivas, de viajes, seguridad, etc.

Por eso, aunque no siempre es obligatorio el seguro de responsabilidad civil para empresas y autónomos, contar con uno es muy recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + cinco =