Errores de las pymes en ciberseguridad

negocio es importante proteger la seguridad de la información y los datos que se manejan, así como de los programas informáticos que se utilizan

En cualquier negocio es importante proteger la seguridad de la información y los datos que se manejan, así como de los programas informáticos que se utilizan, pero en el caso de las pequeñas y medianas empresas garantizar la ciberseguridad es algo todavía más crucial, ya que las consecuencias de no hacerlo pueden ser nefastas para la supervivencia del negocio.

Los ciberdelincuentes cada vez son más astutos y afinan sus estrategias para engañar a los usuarios y las empresas de Internet. En el entorno corporativo, extremar la precaución es fundamental y no hay mejor solución que la prevención y adopción de una política de ciberseguridad clara y definida. En este sentido, la concienciación y el conocimiento de las amenazas resultan clave para no dar tregua al ciberdelincuente.

¿Cuáles son los principales errores a los que se enfrentan las pymes en ciberseguridad?

Repasamos los principales para que, una vez identificados, tengamos más armas para no caer en ellos:

  • Mala elección de contraseñas: No debes ponerle fácil a los hackers el acceso a tus aplicaciones y servicios online, por eso resulta fundamental elegir contraseñas difíciles de averiguar. El principal error que puedes cometer es escoger una secuencia de números fácilmente reconocible (por ejemplo, 111111) o poner el nombre de tu mascota o ciudad de nacimiento. Lo recomendable es que elijas una combinaciones de letras, números y símbolos, alternando las mayúsculas y las minúsculas, y siempre seleccionar una contraseña distinta para cada uno de los servicios que utilicemos. Por supuesto, no debes conservar un listado escrito de contraseñas que pudiera caer en manos de ciberdelicuentes y poner al descubierto todas tus cuentas. Y además, debes utilizar siempre contraseñas distintas para distintos servicios.
  • Smartphones y equipos compartidos. Dado que cada vez se utilizan más los dispositivos personales como móviles, ordenadores y tabletas para fines profesionales, y se accede desde ellos a redes corporativas en cualquier momento y desde cualquier lugar, es necesario que extremes las medidas de protección para evitar pérdida de información sensible o el acceso de los ciberdelincuentes a ficheros compartidos.

 

Los ciberdelincuentes cada vez son más astutos y afinan sus estrategias para engañar a los usuarios y las empresas de Internet.

 

  • Almacenamiento en la nube. En los últimos meses se han intensificado los ataques a los sistemas de almacenamiento de información en la nube. En ocasiones, no buscan únicamente robar información personal de las cuentas comprometidas sino que se intenta también la infección de los equipos que acceden al servicio. La tecnología cloud resulta perfecta para ocultar agresiones bajo archivos compartidos de procedencia desconocida. No contar con una política de prevención y actuación en materia de ciberseguridad para los servicios en la nube que utilices es un error que pondrá muy fáciles las cosas a los ciberdelincuentes.
  • Internet de las cosas. La popularización de dispositivos y electrodomésticos con capacidad de conectarse a Internet multiplica los puntos de acceso a la Red en entornos corporativos y obliga a extremar las medidas en materia de ciberseguridad.
  • Correo electrónico. El email sigue siendo una de las principales puertas de entrada a las amenazas a la ciberseguridad de las pymes. No contar con filtros antispam y no formar a los empleados en el uso del sentido común a la hora de no abrir archivos desconocidos o correos de remitentes sospechosos, puede poner en peligro todo el sistema de seguridad de la compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − diecisiete =