Gestiona tus finanzas con la regla de ahorro 50 20 30

regla de ahorro 50 20 30

Sabes que ahorrar es importante. Sin embargo, por más que lo intentes, no lo consigues. Pero no es algo imposible, y desde el Blog de Banco Santander te vamos a mostrar un método para ahorrar dinero que funciona de verdad.  Se trata de que destines el 50% de tus ingresos mensuales a tus gastos básicos, el 20% al ahorro y el 30% a tus gastos personales y caprichos.

Es la regla 50/20/30, una sencilla estrategia, cada vez más utilizada, que, mediante la distribución de tus ingresos, te permite conocer en todo momento cuáles son tus gastos y cuánto dinero dedicas a ahorrar. Además, siempre tendrás un colchón económico en el que apoyarte en caso de que tengas que hacer un gasto imprevisto.

Cómo comprobarás, es un método muy sencillo:

El 50% para cubrir los gastos básicos

Seguramente es el paso más complicado, pero si logras reducir al 50% de tu sueldo los gastos que destinas a cubrir necesidades fundamentales, tendrás la mayor parte del trabajo hecha. En este punto, es muy importante que tengas claros cuáles son esos gastos necesarios e imprescindibles.

Son gastos que tienes que llevar a cabo sí o sí, por eso se propone destinar a ellos la mitad de tus ingresos, para prevenir. Estos pueden ir desde la hipoteca o el alquiler, las facturas de la casa (agua, luz, gas, comunidad…etc), la cesta de la compra, el transporte o los préstamos que tengas contratados. Si después de pagar todo, te sobra dinero, mejor. Evita gastarlo en cosas innecesarias y súmalo al porcentaje del ahorro.

El 20% de tus ingresos destínalo al ahorro

Este dinero te va a permitir contar con un colchón, que te puede ayudar en un futuro a hacer frente a imprevistos, a una reforma, a la compra de un coche… Y si no surgen dichos imprevistos, tu ahorro siempre estará ahí, disponible para que te puedas dar algún capricho con el paso del tiempo.

  • Un consejo: no esperes a final de mes para descontar la cantidad que destinarás al ahorro. Es mejor que lo hagas nada más recibir tu nómina. Así, sabrás con cuánto dinero cuentas para el resto de días. Además, es recomendable que ese dinero lo guardes en una cuenta diferente a la de tu operativa diaria. De esta manera, comprobarás como la cantidad crece mes a mes, algo que te animará a seguir ahorrando. Y para sacar algo de rentabilidad a tu dinero, apuesta por una cuenta de ahorro remunerada, como la Cuenta 123 de Banco Santander, que te ofrece hasta un 3% de interés nominal anual.

30% del dinero para gastos personales

Son aquellos gastos prescindibles (no necesarios para tu supervivencia), que realizas a lo largo del mes, ya sea ese dinero que destinas a ocio, (cenar con los amigos, ir al cine o a un concierto), a viajar o a comprar artículos como ropa, libros o algún que otro capricho, como el gimnasio o la televisión de pago.

Este debe ser el último paso, porque seguro que te sientes mucho mejor gastándote ese dinero, sabiendo que el resto de tus necesidades están cubiertas. Y si al terminar el mes, te ha sobrado algo de este porcentaje, aprovéchalo para incrementar el 20% de ahorro.

Y si quieres saber más sobre cómo incrementar o gestionar tus ahorros o inversiones, en el Blog del Banco Santander puedes encontrar más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 8 =