Pasos que se deben seguir a la hora de pedir una hipoteca

como pedir una hipoteca

La adquisición de una vivienda es, seguramente, una de las operaciones económicas más importantes a las que deberás hacer frente en tu vida, ya que suele implicar la contratación de un préstamo a largo plazo y de elevado importe. Llega el momento de pedir una hipoteca y es normal que te asalten las dudas sobre cómo y dónde hacerlo y sobre cómo conseguir la mejor financiación. No te preocupes. Se trata de que sigas unos sencillos pasos y de que valores los distintos elementos que te ofrece cada hipoteca para elegir la más acorde a tus características.

Lo primero que tienes que hacer antes de pedir una hipoteca son cuentas. Calcula cuánto dinero necesitas. Recuerda que las entidades, en general, suelen prestar hasta un 80% del valor de tasación de la vivienda. Deberás de tener ahorrado el resto del capital y algo más para hacer frente a los gastos derivados de la formalización de la hipoteca y de la operación de compraventa que corren por tu cuenta.

Una cuota mensual que no se coma la mayor parte de tus ingresos

Además, en el momento de pedir una hipoteca, la entidad analizará tu caso. Los ingresos son uno de los elementos que tienen en cuenta y que influyen en la concesión o no del préstamo (incluso en las condiciones de la misma). Si la cuota mensual que te sale a pagar supera un tercio del total de tus ingresos (límite recomendado por el Banco de España) es muy probable que la entidad te ponga problemas. Otro punto que influye a la hora de solicitar una hipoteca son los gastos de cuotas de otros préstamos que se tengan en ese momento para realizar el cálculo.

Tus características personales y económicas son las que van a determinar la mejor financiación a tu alcance. Sin embargo, a la hora de pedir una hipoteca sí que hay algunas cuestiones que deberás analizar, de cara a decantarte por el producto que más se adapte a tus características. Uno de esos elementos fundamentales, el que, además, hace más o menos atractiva la hipoteca, es el interés. No solo tendrás que elegir el más competitivo, también deberás decidir entre un tipo fijo, variable o mixto.

Estudia qué plazo de amortización es el más adecuado a tus características

pedir una hipoteca paso a paso

Otra de las cuestiones que tienes que estudiar en el momento de pedir una hipoteca es el plazo de amortización, es decir, en cuanto tiempo devolverás el dinero. En este tipo de operaciones, el periodo de vencimiento es más dilatado que en otros préstamos (la mayoría, entre 20 y 30 años), para que la cuota que pagues sea asumible. Para calcular el plazo más adecuado, tendrás que tener en cuenta tus ingresos actuales, pero también los futuros (ya que, si tienes una hipoteca variable, la mensualidad puede subir).

Ojo con los productos asociados

Cuando vayas a pedir una hipoteca, otro de los puntos que debes tener en cuenta son los productos y servicios asociados que pueden hacer que mantengas un mejor tipo de interés. Y es que, en muchas ocasiones, un tipo de interés bajo va acompañado de la contratación de productos y servicios (seguro de hogar, seguro de vidas, domiciliación de recibos o uso de tarjetas). Estudia bien todos estos detalles, incluidas las comisiones.

Si tienes en cuenta todos estos detalles y sigues estos pasos, seguro que tendrás más claro lo que necesitas y pedir una hipoteca te resultará menos complicado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 5 =