¿Qué momento escoger para enseñar a tus hijos a ahorrar?

ahorro hijos

En nuestra sociedad, la economía y el dinero juegan un papel importante. Por ello, es conveniente enseñar a nuestros hijos cuál es su importancia, cómo gestionarlo y controlar sus propios gastos. Pero ¿cuándo es el momento ideal para enseñar a nuestros hijos a ahorrar? ¿Cómo podemos hacerlo? Te damos algunas claves para ayudarte a transmitir los principales aspectos sobre el valor del dinero a los más pequeños de la casa.

Cuando son pequeños, los niños no son conscientes de que las cosas tienen un precio y la ropa, los juguetes o la comida parecen llegar a ellos como caídos del cielo. Sin embargo, es importante que entiendan cómo se consiguen las cosas y el valor que tienen los bienes que les rodean para que aprendan también a cuidarlos y respetarlos.

Una paga semanal es clave para que aprendan a ahorrar

A partir de los cinco años, los niños pueden empezar a comprender aspectos de la economía diaria e incluso a gestionar su propio dinero. Para ello, es importante que cuenten con un lugar donde guardarlo, como una hucha, y sean ellos mismos quienes lo administren. Puedes establecer una paga semanal y mensual, cuya cantidad dependerá de la edad del niño, y explicarle para qué puede usarlo, haciéndole entender que, si es paciente y ahorra, podrá adquirir más adelante ese juguete que tanto le gusta. Así aprenderá que el dinero es limitado y que ahorrar tiene su recompensa.

ahorrar dinero

Además, es importante explicarles de dónde se obtiene el dinero y por qué reciben esa cantidad y no otra. Una buena forma de enseñarles que el dinero se obtiene con esfuerzo es asignarles diferentes tareas, como limpiar su habitación, ayudar a sacar la basura, etc. a cambio de una pequeña paga. De este modo, aprenderán una lección muy importante sobre la disciplina, el esfuerzo y la recompensa.

También es buena idea enseñarles lo que cuestan las cosas cuando vayamos a la compra con ellos, con el fin de que entiendan que en una casa existen muchos gastos diferentes y hay que ser responsable con el dinero para cubrirlos todos.

A partir de los 8 o 9 años los niños ya suman y restan con facilidad y pueden ayudarte en las compras y aprender a organizar y ahorrar dinero a través del juego. Podéis elaborar juntos un presupuesto e ir restando las cantidades de los productos que vayáis comprando hasta que el presupuesto se agote. Así aprenderán que no siempre podemos comprar todo lo que se quiere, sino que hay que escoger, dando prioridad a las cosas básicas y dejando los caprichos al margen.

Su primera cuenta bancaria

A partir de los 12 años los niños son capaces de manejar determinados conceptos financieros, saber lo que implican las facturas del hogar y administrar ellos solos sus finanzas. Acompañarlos a abrir su primera cuenta bancaria puede ser un buen momento para que tomen conciencia de la importancia de ahorrar, fijando una meta a alcanzar con el dinero acumulado. Hay cuentas especialmente pensadas para ellos como la Cuenta 1l2l3 Mini, que con su App 123 Mini ayuda a que tus hijos aprendan el valor del dinero a través de recompensas

Por otro lado, los juegos de mesa como el Monopoly, basados en la compra-venta o en la gestión el dinero de forma hábil, resultan un recurso muy práctico para que aprendan a ahorrar divirtiéndose.

No obstante, no hay forma mejor para enseñar a un niño a ahorrar y a gestionar su dinero que dar ejemplo. Por tanto, si transmites a los más pequeños la importancia de no derrochar, que el dinero es limitado y se consigue con esfuerzo y les haces partícipes de las gestiones bancarias o las compras de la casa, tendrán una buena base para afrontar sus finanzas en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =