¿Qué impuestos se aplican a la compra de un coche nuevo o de segunda mano?

impuestos compra coche nuevo o de segunda mano

Si estás pensando en comprarte un coche o cambiar el que tienes por uno con mejores prestaciones o que se adecúe más a tus necesidades actuales, no solo debes de tener en cuenta el presupuesto para su adquisición. El desembolso que deberás realizar será mayor (hasta un 40%), ya que al precio de compra tienes que sumar el pago de diferentes impuestos que van ligados a la operación y a la posesión de un coche, ya sea nuevo o de segunda mano. Y para que puedas hacer mejor tus cuentas, en el Blog del Banco Santander, te explicamos cuáles son esos impuestos que gravan la compra de un coche.

Deberás afrontar los siguientes impuestos al comprar un coche nuevo:

IVA

La compra de un coche nuevo está sujeta al pago de este impuesto, igual que ocurre con la mayoría de los productos. El IVA general en España es del 21%, porcentaje que será el que se aplique a la operación, salvo que el automóvil que se adquiera sea para una persona con movilidad reducida o discapacidad. En ese caso, la compra del coche se gravará con un tipo reducido del 4%.

Impuesto de matriculación

Este impuesto grava la primera matriculación de un vehículo en España (por lo tanto, también afecta a aquellos vehículos importados que han circulado fuera del país con matrícula extranjera y que, por primera vez, se matriculan en España). Con carácter general, su valor viene marcado por el nivel de emisiones de CO2 del coche que vas a comprar, es decir, por su capacidad contaminante: cuanto menos contaminante sea el automóvil, menos pagas, algo que deberás considerar cuando te pongas a elegir modelo. No obstante, existen exenciones, como en el caso de aquellos vehículos matriculados a nombre de personas con discapacidad para su uso exclusivo, o bonificaciones, como el 50% para familias numerosas.

Pero en general, la escala del impuesto de matriculación es la siguiente:

impuestos compra coche nuevo o de segunda mano
Fuente: Agencia Tributaria.

Con todo, depende de donde residas, puede que te encuentres con que el impuesto que te aplican es más elevado. Y es que las comunidades autónomas tienen libertad para modificarlo e incrementarlo hasta un 15% como máximo. De hecho, Andalucía, Asturias, Baleares, Cantabria, Cataluña, Extremadura, Murcia y la Comunidad Valenciana han modificado algunos epígrafes.

impuestos compra coche nuevo o de segunda mano
Fuente: Agencia Tributaria.

Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica

Más conocido como impuesto de circulación, es un tributo que, como propietario de un coche y para poder circular con él, deberás abonar anualmente durante toda la vida de tu vehículo. Se trata de un impuesto municipal, que se paga por primera vez antes de matricular tu coche y que recauda el ayuntamiento del municipio en el que esté domiciliado el vehículo.

Su valor final depende de muchos factores. Fundamentalmente, del ayuntamiento en que lo pagues. Y es que los consistorios pueden establecer privilegios a la norma general y sus propias tarifas dentro de unos límites. Además, a la hora de calcularlo el importe del impuesto de vehículos de tracción mecánica, se tienen en cuenta otras muchas variables, como el tipo de vehículo, su cilindrada, el carburante que utiliza… etc, ofreciendo descuentos a aquellos coches menos contaminantes. De hecho, en ciudades como Madrid o Barcelona los propietarios de los vehículos eléctricos, híbridos o enchufables podrán aprovecharse en 2018 de una rebaja de hasta el 75% en el impuesto de circulación.

Su vigencia es de 1 de enero a 31 de diciembre de cada ejercicio. Pero cuando se compra un vehículo nuevo, normalmente se paga la parte proporcional que queda para finalizar el año.

Los impuestos que tienes que pagar con la compra de un coche de segunda mano son los siguientes:

Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales

Si le compras el coche a un particular, te librarás del IVA, pero tendrás que pagar este impuesto. Para saber a cuánto ascenderá, en general, deberás tomar como base el valor del vehículo, que será la cifra mayor entre el precio que hayas estipulado en la compraventa o el precio medio fijado por el Ministerio de Hacienda y que puedes consultar en este enlace, al que deberás aplicar un multiplicador, dependiendo de los años de uso del vehículo, según la siguiente tabla:

Fuente: Agencia Tributaria

A ese valor resultante, deberás aplicar un porcentaje que varía según la comunidad autónoma en la que residas, ya que se trata de un impuesto cedido, y que oscila entre el 4% y el 8%, dependiendo de los años del vehículo y su potencia.

Además, tienes que saber que, a diferencia del IVA, que se incluye automáticamente en el precio del coche y tú te desentiendes, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales debes liquidarlo directamente con tu Agencia Tributaria local. Para ello, deberás presentar en Hacienda el Modelo 620. Recuerda que dispones de 30 días hábiles desde la firma del contrato de compraventa para liquidar el impuesto.

IVA

Si compras el coche a una empresa o concesionario, se aplicará el 21% correspondiente al tipo general.

Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica

Su pago dependerá de cuándo lo compres, porque como se ha visto anteriormente, su vigencia es del 1 de enero al 31 de diciembre de cada ejercicio, con lo que la Administración Local de turno se lo reclamará a quien sea el propietario del vehículo el día 1 de enero. No obstante, en la práctica, pueden acordarse diferentes condiciones para repartirse la cuantía entre comprador y vendedor.

Tasa por el cambio de titularidad

No es un impuesto como tal, pero sí un pago al que deberás hacer frente. Y es que una de las primeras cosas que tendrás que hacer tras comprar un coche usado es ponerlo a tu nombre. Se trata de un trámite rápido y sencillo que puedes hacer en la Dirección General de Tráfico, pero que no te saldrá gratis. La tasa para el cambio de titularidad de un turismo es de 54,60 euros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 1 =