5 consejos para elegir una hipoteca

Se trata de un préstamo a muy largo plazo, con el que se pide una importante cantidad de dinero y con unas condiciones que, en ocasiones, no son fáciles de entender.

Elegir hipoteca es una de las decisiones financieras más importantes en la vida de cualquier consumidor. ¿El motivo? Se trata de un préstamo a muy largo plazo, con el que se pide una importante cantidad de dinero y con unas condiciones que, en ocasiones, no son fáciles de entender.

Para ayudarte a dar los pasos adecuados antes de contratar una hipoteca, hemos seleccionado las cuestiones fundamentales que tendrás que analizar para dar con una buena oferta:

1. Decide entre una hipoteca fija o una variable

Como ocurre con cualquier préstamo, una hipoteca también implica el pago de un interés. Sin embargo, en este caso podrás encontrarte con dos opciones entre las que deberás elegir:

  • Hipoteca a Interés variable: el interés variable se calcula sumando dos elementos: un índice de referencia (normalmente, el euríbor a 12 meses) y un diferencial, que es un porcentaje que fija cada banco y que no cambia nunca. Por ejemplo, si el euríbor a 12 meses estuviera en el 0,5% y la hipoteca que deseas pedir tiene un diferencial del 1%, el interés que tendrías que pagar sería del 1,5%. Ahora bien, el euríbor se revisa. Todos los meses, por lo que, en función al nivel que este indicador marque, el interés a pagar podrá aumentar y disminuir y, con ello, la cuota que se paga mes a mes por la hipoteca.
  • Hipoteca a Interés fijo: Como su propio nombre indica, se trata de un interés que no varía a lo largo de toda la vida de una hipoteca . Cada mes tendrás que pagar la misma cuota. 

2. Fija un plazo de devolución adecuado a tus circunstancias

A la hora de elegir en cuántos años deberás devolver tu deuda, recuerda que cuanto mayor sea el plazo, menor será la cuota que tendrás que pagar mes a mes, pero mayores serán los intereses.

3. No pierdas de vista el porcentaje máximo que necesitas financiar

Generalmente, los bancos no suelen conceder más el 80% del valor de tasación (o de compraventa) de la vivienda que se quiere comprar. Es decir, si el inmueble que deseas adquirir cuesta 180.000 euros, lo normal es que las entidades no te den más de 144.000 euros. Eso sí, puede haber ofertas donde ese porcentaje sea algo mayor (o menor) y será necesario que eches cuentas para saber si su propuesta realmente encaja con tus circunstancias económicas.

elegir la hipoteca perfecta tras firmar con su banco

4. Analiza todas las comisiones que tendrás que pagar

Además de los gastos asociados a la compra de una vivienda y a la propia formalización de una hipoteca, no debes olvidar que muchas ofertas incluyen otros gastos adicionales. Los más habituales son las comisiones de estudio y apertura, la de amortización anticipada (total y/o parcial) y la de novación. A la hora de elegir una buena hipoteca, no te olvides de comparar todos estos costes para saber cuál puede ser la opción más económica.

5. Examina qué productos extra debes contratar con cada hipoteca

En algunas ocasiones los bancos pueden ofrecer un interés menor con la contratación algunos de sus productos financieros como por ejemplo: Seguros de Vida, Seguros del Hogar, Cuenta corriente o Planes de pensiones.

Tener en cuenta todos los factores, comparar y calcular bien el coste mensual de tu futura hipoteca es algo en lo que merece la pena invertir tiempo.

¿Quieres saber cuánto tendrías que pagar de cuota mensual por tu hipoteca? En Banco Santander, hemos preparado un simulador de Hipotecas Variables para que puedas calcular tu cuota de hipoteca en muy pocos pasos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trece + 8 =