Aportaciones periódicas a fondos: qué son y cuáles son sus ventajas

Aportaciones a fondos de inversión

Si deseas sacar un mayor partido a tus ahorros, una forma de hacerlo es realizando aportaciones periódicas a un fondo de inversión. Eso significa que en vez de invertir de golpe una cantidad de dinero en un fondo, lo que harás será aportar mes a mes nuevas cantidades con las que suscribir más participaciones.

Ventajas de las aportaciones periódicas

Frente a una aportación puntual, las aportaciones periódicas a fondos de inversión nos aportan:

  • Flexibilidad: como inversor tú decides qué cantidad vas a aportar mes a mes a tu fondo de inversión, una aportación que puedes automatizar y que también puedes suspender temporalmente, ampliar o reducir en función de tus circunstancias. Por pequeña que sea esta cifra, establecerás un hábito de ahorro.
  • Liquidez: al realizar aportaciones periódicas no tienes que depositar todos tus ahorros de una vez en el fondo de inversión, por lo que podrás seguir contando con ellos para lo que quieras o cuando los necesites.
  • Diversificación de los riesgos del mercado: al realizar suscripciones de participaciones cada mes, las subidas y bajadas del mercado te afectarán menos. Por ello, con las aportaciones periódicas son previsibles unos resultados más estables en el largo plazo que con una aportación puntual.
  • Planificación del ahorro: a través de aportaciones periódicas a un fondo de inversión podrás planificar mejor tus objetivos de ahorro e inversión a largo plazo, con vistas a tu jubilación, por ejemplo, sin por ello comprometer tu estabilidad financiera actual. Si estableces unos objetivos realistas y lo haces con la antelación suficiente, la rentabilidad que tendrás que exigir a tus inversiones será más baja y, por ello, más factible de lograr.

Aportaciones fondos inversión ahorrro

Además, al invertir en fondos de inversión a través de aportaciones periódicas te beneficiarás de las ventajas propias de los fondos, como su elevada liquidez. En la mayor parte de los casos, podrás disponer de tu dinero en cualquier momento que lo necesites, reembolsando (vendiendo) tus participaciones, y recuperando así lo invertido. De igual modo, la fiscalidad es otro aspecto positivo de los fondos, ya que hasta que no vendas (reembolses) las participaciones no pagarás impuestos, siempre que seas persona física no residente en España.

Ahora que has descubierto qué son las aportaciones periódicas y cuáles son sus ventajas, conoce aquí nuestra gama de fondos de inversión.